Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La repetición de tipos en Alemania provoca fuertes ajustes en los mercados de divisas

La peseta prosiguió ayer su recuperación frente al marco y el dólar en una jornada marcada por la volatilidad. La repetición de tipos de interés por parte del Bundesbank trastocó las expectativas de los mercados de divisas, saturados de dólares, que esperaban un reajuste a la baja en Alemania en línea con los de hace unos días en EE UU y Japón. Al final todo se quedó en un pequeño incremento de la liquidez del sistema mediante la reducción de varios coeficientes de caja: el de las cuentas a la vista bajó del 5% al 2%, el de las cuentas de ahorro del 2% al 1,5%, mientras que se mantenía en el 20/6 el de los depósitos a plazo.A primeras horas de la mañana el dólar se cotizaba a 1,4119 marcos y a 88,40 yenes, mientras que el ajuste impuesto por la decisión del Bundesbank hizo que a última hora de la tarde las cotizaciones fueran de 1,3854 marcos y 87,13 yenes.

La moneda española jugó el papel de moneda fuerte al no verse especialmente atacada, debido a la concentración de operaciones en tomo al marco y el dólar. La caída de esta moneda benefició a la peseta y al cierre del mercado se cotizaba a 119,14, cuando por la mañana el precio era de 120,56 pesetas por dólar. Frente al marco se produjo el movimiento contrario, al cotizarse a, 85,43 pesetas antes de conocerse la inmovilidad de los tipos de interés alemanes y a 85,73 al cierre del mercado. Los operadores estiman que la repetición de tipos de interés en el 9,25% de la subasta del Banco de España de ayer y la estabilidad del IPC, con un crecimiento de 0,1 puntos, han contribuido a mantener a la peseta, moneda que, no obstante, consideran que está sobrevalorada frente al marco alemán. Los activos líquidos en manos del públicos (ALP) crecieron en junio un 7,7% por debajo de las previsiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de julio de 1995