50 obreros ocuparon el despacho de un promotor inmobiliario por impago

Cerca de 50 trabajadores de Hermanos Zamora mantienen paralizadas las obras de la cooperativa Mediodía 2.000 desde el viernes día 30 porque no han cobrado el mes de junio ni la paga extra de julio. Los obreros ocuparon el miércoles y jueves pasados el despacho del promotor Juan Casares Ribera, quien debe 168 millones a la empresa que debe pagarles. Casares les prometió por fin que cobrarían al día siguiente, y salieron del despacho. La empresa del promotor adeuda 168 millones a Hermanos Zamora y 220 millones a TERSA (la anterior adjudicataria de las obras), según los acreedores.

Al no cumplir Casares Ribera sus promesas, los trabajadores decidieron manifestar su ira contra el empresario con grandes pancartas y encierros en la propia obra, situada en la carretera de Villaverde a Vallecas. En ese solar se construirán 230 pisos, 400 plazas de aparcamiento y varios locales comerciales.Angel Zamora, gerente de Hermanos Zamora, se unió a la manifestación de los afectados.

Fernando Ruiz, responsable de TERSA, explicó telefónicamente a este periódico que tiene pendiente de cobro otros 220 millones de pesetas desde el pasado mes de diciembre, pero que mantiene negociaciones con los promotores para intentar solucionarlo de alguna manera.230 cooperativistas

El conflicto afecta a 230 cooperativistas -dos de ellos son también obreros de este edificio- que han entregado una media de cinco millones de pesetas cada uno y creen que no van a tener nunca sus. viviendas ni van a recuperar su dinero. La constructora tiene previsto terminar las obras en 1996.

En abril de 1991, los compradores de Mediodía 2.000 entregaron un millón y medio de pesetas y hasta hoy la mayoría ya ha pagado cerca de cinco millones. El precio total de cada piso oscila entre 7 y 16 millones, según su tamaño.

En un principio, la promotora dijo que entregaría las llaves a los primeros compradores en noviembre de 1993. Pero el plazo se ha estirado en los últimos años, y ahora la fecha prevista es marzo de 1996.

Ni el promotor Juan Casares ni su abogado, José Carlos Lubillo, han respondido a las llamadas de EL PAÍS. Los trabajadores tampoco pudieron localizarles ayer, y bromeaban con la posibilidad de que hubieran huido a Brasil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1995.