Tribuna:Tribuna
i

Pura coincidencia

Los inversores esperaban una fuerte subida de la Bolsa en el momento en que se anunciara la convocatoria anticipada de elecciones, pero la coincidencia de este hecho con un tirón generalizado de los mercados hace imposible saber qué parte del avance tiene trasfondo político y cuál se debe a la simple oportunidad del momento. Tampoco sabrán nunca los analistas qué reflejo habría tenido en el mercado la ambigüedad del mensaje del presidente del Gobierno, pero el caso es que la Bolsa de Madrid obtuvo su subida más fuerte del año y con un volumen de 48.700 millones de pesetas efectivas, el cuarto en importancia del ejercicio.Lo más relevante de esta sesión está en que los índices -el general de Ma-drid y el Ibex 35- han superado los niveles de resistencia que frenaban la inversión y abren una nueva fase para los mercados en la que será posible hacer otras valoraciones. El recorte de los tipos de interés en Estados Unidos y Francia, y la posibilidad de que el Bundesbank se sume a esa corriente en su próxima reunión, han conseguido que la inversión española supere el ambiente político. La Bolsa de Madrid ganó un 2,29% y el Ibex 35 el 2,62%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1995.