Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU y PSOE alertan contra la llegada de la derecha a Asturias, pero le abren paso

La primera sesión del debate de investidura del futuro presidente del Principado de Asturias, celebrada ayer, constató las diferencias irreversibles entre IU y el PSOE, lo que excluye definitivamente la posibilidad de que se forme un Gobierno de izquierda en la región. Aun así, los candidatos de ambas formaciones coincidieron en alertar sobre los riesgos de un Gobierno del Partido Popular en el Principado.

Mientras el socialista Antonio Trevín hizo un último llamamiento a IU para formar un Ejecutivo de coalición a partir de un programa de izquierda, Gaspar Llamazares, de IU, reiteró sus críticas a la gestión socialista tanto en la región como en la Administración Central. El candidato del PP, y próximo presidente del Principado, Sergio Marqués, emplazó al resto de los grupos parlamentarios a alcanzar un acuerdo básico que permita la gobernación de la Asturias en un clima de estabilidad. Para Marqués, que se apresuró a anunciar un gabinete en el que reduce de ocho a seis el número de consejerías, serán objetivos prioritarios la creación de empleo y la austeridad.Respuesta

La sesión de investidura se reanudará hoy con la respuesta de los distintos grupos políticos a los tres candidatos a la presidencia de Asturias y la primera de las dos votaciones que serán precisas para proclamar a Marqués como nuevo presidente del Principado. Hoy PP (2 l), PSOE (17) e IU (6) votarán a sus respectivos candidatos, por lo que ninguno logrará la mayoría absoluta precisa. La segunda y definitiva votación se producirá el lunes y sólo entre los dos candidatos más votados: Marqués y Trevín . En ella bastarán los 21 votos del PP para la investidura de Marqués. IU se abstendrá.

Gaspar, Llamuzares responsabilizó a los socialistas del "declive y desplome económico y social" de Asturias por su "política neoliberal''. Aludió también a los escándalos de la vida política: nacional y a la "política económica de derechas" del Gobierno de Felipe González "con el apoyo activo de CiU".

Para Llamazares, es una paradoja que la derrota del PSOE en Asturias, que él atribuye a su política neoliberal, haya supuesto el triunfo del Partido Popular, "genuino y representante de la política, conservadora".

Trevín expuso un programa dirigido claramente a los escaños de Izquierda Unida, a cuyos diputados emplazó para alcanzar un compromiso de izquierda. "Cuando ustedes intentan colocar al PSOE en la dercha", dijo Trevin,"nuestros votantes y la mayoría de los suyos no lo pueden entender ' porque ellos: sí tienen claro quienes y que representa derecha, que en esta Cámara está representada por los diputados del Partido Popular".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 1995

Más información

  • La primera sesión del debate de investidura augura un triunfo del PP