El fiscal pide 50 años de cárcel para el 'violador del ascensor' por otro asesinato

Pedro Luis Gallego, de 34 años, conocido como el violador del ascensor, que cumple condena por diversos delitos, fue juzgado ayer en Burgos por el presunto rapto, violación y asesinato de Marta María Obregón Rodríguez, estudiante universitaria de 22 años cuyo cadáver fue encontrado el 27 de enero de 1992. El fiscal, basándose principalmente en la sangre del agresor encontrada entre la ropa de la víctima, se ratificó en su petición de 50 años de cárcel, mientras que la acusación particular solicitó 62 años, y la defensa, la libre absolución.Durante la vista oral, celebrada en la Audiencia Provincial de Burgos, prestaron declaración seis testigos y cuatro peritos que coincidieron en la alta fiabilidad de los resultados de las pruebas de ADN realizadas en el Instituto Anatómico Forense, según las cuales la sangre encontrada en un calcetín de la víctima coincidía con la de Gallego.El violador del ascensor negó durante el juicio su participación en el asesinato de Marta Obregón y aseguró que no se encontraba en Burgos cuando ocurrieron los hechos. La joven desapareció el 21 de. enero de 1992. Fue vista por última vez cerca de su domicilio en la avenida del General Yagüe, hasta donde había sido acompañada por unos amigos. Una religiosa testificó en el juicio haber visto a Gallego rondando el portal de la casa de Marta Obregón.

Gallego cumple penas de casi doscientos años por diversos delitos, entre ellos el asesinato de la joven vallisoletana Leticia Lebrato, en 1992. La última condena, de 48 años, le fue impuesta en marzo pasado por la Audiencia de Salamanca por varios delitos sexuales cometidos hace tres años. Según las acusaciones, en la muerte de la estudiante burgalesa fueron empleadas medidas similares a las atribuidas a Pedro Luis Gallego en otros crímenes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS