Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quema una silla para cocinar un pollo

Julián C. C. no tiene gas ni luz eléctrica en su piso, pero le gusta comer caliente. El lunes por la noche hizo una hoguera con una silla para calentar el pollo de la cena. Una vecina resultó intoxicada por la intensa humareda. Los vecinos avisaron a la Policía Municipal. Allí acudieron la policía, los bomberos y el Samur. Los sanitarios municipales atendieron a la vecina intoxicada. Según un residente en el inmueble, Julián C. C., de 68 años, vive como un indigente y al parecer no paga el alquiler.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 1995