Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El socialista Vázquez vuelve a arrasar en La Coruña

Santiago de Compostela

No hay quien pueda con Francisco Vázquez. En pleno declive del PSOE y en una comunidad dominada por el PP, el alcalde socialista de La Coruña logró su cuarta mayoría absoluta consecutiva. Será el único militante del partido de Felipe González que gobierne con semejante holgura en una gran ciudad. Vázquez y, en menor medida su compañero Xerardo Estévez en Santiago, salvaron la cara del PSOE gallego en una noche que no hizo más que confirmar sus sucesivos desastres desde las autonómicas de 1993. El Bloque Nacionalista Galego (BNG) amenaza a los socialistas con arrebatarles la segunda plaza.

El PP confirma su hegemonía y por vez primera parece que podrá gobernar en casi todas las poblaciones importantes, sobre todo en Vigo, una plaza emblemática de la izquierda. En cualquier caso, los resultados de ayer indican que el PP ya ha tocado techo en Galicia. Si bien gana ocho puntos porcentuales desde las municipales de 1991, pierde cuatro con respecto a las autonómicas de octubre de 1993, que le otorgaron un histórico 52%.Ni siquiera la popularidad ganada con el fútbol por el presidente del Deportivo y candidato del PP, Augusto César Lendoiro, inquietó el dominio de Vázquez, que pudo celebrar su triunfo a sones de muñeira. El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias volvió a superar en La Coruña el 50% de los votos y el PP se mantuvo en el nivel de hace cuatro años. Santiago será la otra excepción socialista en Galicia, aunque su alcalde, Xerardo Estévez, viviese una jornada paradójica: aumentó ligeramente sus votos, pero perdió la mayoría absoluta, lo que le obligará a buscar el apoyo del BNG.

El gran triunfo del PP se produjo en Vigo, la mayor ciudad de Galicia, donde el PSOE gobernaba desde 1979. Manuel Pérez, candidato del PP, obtuvo una rotunda mayoría. Más duro fue aún el revolcón del PSOE en Orense. Su hasta ahora alcalde,Manuel Veiga, anunció que dimitirá como vicesecretario general de los socialistas gallegos, después de comprobar el triunfo del PP por mayoría absoluta y el enorme incremento del BNG, que casi empata con el PSOE.

Los nacionalistas desbancaron al PSOE como segunda fuerza política en Pontevedra, donde el PP sufrió un pequeño revés al perder la mayoría absoluta. En Lugo, la mayoría del PP es indiscutible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 1995