Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro Código Penal implanta un sistema de penas resocializadoras

La resocialización de los delincuentes que la Constitución asigna a las penas es el objetivo de la reforma total del vigente sistema de penas que aborda el proyecto de Código Penal que mañana seguirá discutiéndose en el Parlamento. Los 60 primeros artículos del futuro código, aprobados por la Comisión de Justicia e Interior del Congreso -la mayoría de los preceptos con la abstención del PP-, muestran que existe mayoría política suficiente para sacar adelante la ley más importante del ordenamiento jurídico, tras la Constitución.

Una de las principales novedades del futuro Código Penal es el catálogo de penas que establece, acorde con el criterio modernizador que sigue para suprimir algunas de las vigentes, anacrónicas, muy criticadas por, la doctrina jurídica o en desuso. Así ocurre con las actuales penas de extrañamiento [expulsión del territorio español], confinamiento [residencia en una población española peninsular o insular] y destierro [prohibición de entrar en una zona determinada en un radio de entre 25 y 250 kilómetros]. En cambio, el nuevo Código Penal prevé la privación del derecho a acudir o residir en los lugares en donde se haya cometido el delito o resida la víctima o su familia.Otra pena que se suprime es la de reprensión judicial pública, cuyo carácter moral o educativo, impropio para adultos, ha justificado que reaparezca, en cambio en el anteproyecto de Ley Penal Juvenil y del Menor, pendiente de informe del Consejo General del Poder Judicial.

También desaparece la pérdida de la nacionalidad española sólo aplicable en el Código Penal vigente a los extranjeros naturalizados. Se suprime asimismo una pena pecuniaria en desuso, la de caución [obligación del reo de presentar un fiador para que salga responsable de que no ejecutará el mal a evitar].

Una novedad del nuevo Código Penal, que lleva el sello del ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, es la ampliación de la duración de las penas de inhabilitación, modalidad de pena que resulta: potenciada y que, en delitos como el de insumisión, viene a sustituir a la de privación de libertad.

La vigente pena de privación del permiso de conducir vehículos de motor es sustituida por la de "privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores". Se añade la nueva pena de "privación del derecho a la tenencia y porte de armas".

Aparte de éstas, las principales novedades son:

Arresto de fin de semana. En las penas privativas de libertad, además de establecer su duración mínima en seis meses y máxima en 20 años -ampliables a 25 o 30 años en casos muy graves, como los de terrorismo-, se introduce el arresto de fin de semana, que tendrá una duración de 36 horas. El nuevo código dice que "se procurará su cumplimiento en el establecimiento penitenciario más próximo al domicilio del arrestado y que, por regla general, tenga lugar en sabados y domingos".

Multa por cuotas. La nueva pena de multa por el sistema escandinavo de cuotas diarias, mensuales o anuales tiene como objeto adaptar la sanción a la gravedad de la infracción cometida, pero según la diferente situación económica del autor (ver el cuadro adjunto).Actualmente, para determinar la cuantía de las multas, el vigente código exige a los tribunales que tengan en cuenta "no sólo las circunstancias atenuantes o agravantes del hecho, sino principalmente el caudal o facultades del culpable". El futuro Código Penal prevé que, al aplicar estas nuevas multas, los jueces "fÍjarán en la sentencia el importe de estas cuotas, teniendo en cuenta para ello exclusivamente la situación económica del reo, deducida de su patrimonio, ingresos, obligaciones, cargas familiares y demás circunstancias personales del mismo".Si, por ejemplo, un funcionario incurre actualmente en la detención de correspondencia privada, delito penado, con multa de 100.000 a 500.000 pesetas, para fijar la cuantía el tribunal tendrá que combinar la gravedad del hecho con las posibilidades económicas de su autor. En cambio, la aplicación del nuevo Código Penal permitirá atenerse a la gravedad del hecho al fijar la cuota y tener en cuenta la situación económica del autor al establecer la cuantía. Así, un delito similar al anterior, la divulgación de la correspondencia interceptada, penado en el nuevo Código Penal con multa de 6 a 18 meses. Si, por ejemplo, opta por imponer una multa de 12 meses, la fijación de la cuantía podrá moverse entre 72.000 pesetas y 18 millones.

Trabajo comunitario gratuito. Los trabajos en beneficio de la comunidad, que no podrán imponerse sin consentimiento del penado, obligan al mismo a prestar su cooperación no retribuida en determinadas actividades de utilidad pública. Su duración diaria no podrá exceder de ocho horas. Las demás, circunstancias de su ejecución se establecerán reglamentariamente, a lo que IU y PP se oponen, por estimar que debe hacerse por ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de mayo de 1995

Más información

  • Hay mayoría política para aprobar la ley