Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
28 MAYO

Pujol: "Queremos que el Gobierno ejerza en la UE una presidencia tranquila"

Jordi Pujol, presidente de la Generalitat de Cataluña y líder de la coalición nacionalista CiU, aprovechó ayer la presentación de la Conferencia Civil Euromediterránea, que se celebrará en Barcelona el 29 y 30 del próximo mes de noviembre, para reiterar el apoyo de su formación al Gobierno central. Pujol señaló que el deseo de la coalición que dirige es el de que el Gobierno del PSOE pueda ejercer una "tranquila" y "positiva" presidencia de la Unión Europea a partir del próximo 1 de julio y hasta fin de año.

Dentro del contexto internacional en el que tan grato le es sumergirse al presidente de la Generalitat, ayer reiteró que una de las razones por las que CiU continúa dando su apoyo al Gobierno del PSOE es que pueda ejercer "de forma positiva" la presidencia de la UE a partir del 1 de julio. Pero el presidente de la Generalitat, en la víspera del 28-M, fue más allá y afirmó sin tapujos: "La contribución más importante[de CiU] es que el Gobierno central pueda ejercer la presidencia de la UE del próximo trimestre con tranquilidad y de forma positiva".

Sin precisar, Pujol, señaló: "Lo contrario hubiese podido tener consecuencias negativas. Las dos últimas presidencias de la UE

[Alemania y Francia] no han ido del todo bien porque han coincidido con periodos electorales en los dos países. Francia ha vivido su presidencia dividida. El entonces primer ministro, Edouard Balladur, que aspiraba a la presidencia, no se hablaba con su ministro de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, quien, tras la victoria de Jacques Chirac, es el actual primer ministro francés. En Alemania, aunque sin la virulencia de Francia, las elecciones impidieron que se prestara la atención debida a los asuntos comunitarios".

A partir de esta argumentación, pero sin referirse a ningún hecho concreto, el presidente de la Generalitat dejó entender que si CiU hubiese retirado el apoyo al PSOE, el Gobierno hubiese afrontado la presidencia de la UE preocupado por su debilidad o con unas elecciones anticipadas en marcha. "Nosotros hemos querido evitar, esto", sentenció Pujol.

En opinión del presidente catalán, la próxima presidencia de la UE debe servir para romper "el momento difícil en que está el sentimiento europeo en España", donde los ciudadanos no perciben los beneficios de la Unión y sólo se centran, dijo, en los problemas derivados de la pesca o la exportación de fresas.

La presidencia de la UE, añadió Pujol, es importante por tres motivos: "Porque el proceso de unificación europeo está en crisis; porque para España la pertenencia a la UE es un buen negocio, y porque España debe aprovechar este mandato para que la UE tenga una política mediterránea".

Durante la presidencia española de la UE, Barcelona acogerá -los días 27 y 28 de noviembre la Conferencia de Seguridad y Cooperación del Mediterráneo, que, organizada por la Unión Europea, reunirá a representantes de 27 países, entre ellos todos los comunitarios.

Pujol se quejó ayer de que la UE se ha centrado en las relaciones de los países norteños que la conforman. Añadió que Francia y Alemania -"no olvidemos que son los motores de Europa", precisó- han polarizado la atención de la UE en detrimento del sur, que es el que tiene frontera con el norte, de África. "Europa", reiteró el líder de CiU, "limita con el sur. Un sur subdesarrollado, que padece una explosión demográfica e infiltrado por el fundamentalismo, lo que constituye una mezcla explosiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de mayo de 1995

Más información

  • Apoyo a la continuidad de Felipe González