Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de tierra de Aviaco rechazan en asamblea el acuerdo con la dirección

Los trabajadores de tierra de Aviaco rechazaron ayer en asambleas el principio de acuerdo alcanzado entre la dirección y los sindicatos CCOO, UGT y ASETMA (técnicos de mantenimiento) que suponía el cobro de atrasos salariales de 1993 y 1994 y la negociación de su consolidación en el marco del plan de futuro. Los trabajadores no aceptaron el principio de acuerdo y pidieron también la subida de 1995 y la consolidación en las tablas salariales antes de empezar a negociar ningún plan. Los trabajadores de tierra se unieron, así, a las peticiones de los pilotos que ayer realizaron el tercer día consecutivo de huelga. Aviaco decidió ayer tarde pagar de todas formas los 1.200 millones de atrasos de 1993 y 1994 antes del 8 de junio y llamar a negociar el plan de futuro para la semana que empieza el 5 de junio.La dirección de la compañia convocó ayer tarde al SEPLAAviaco, el sindicato que agrupa a los pilotos, para intentar desbloquear el conflicto que ha supuesto ya tres días consecutivos de huelga y la convocatoria de otros cinco días en junio (los días 9, 12, 14, 28 y 30). En la reunión, que finalizó hacia las 21.00 horas no se produjo ningún acercamiento.Previamente, los sindicatos de tierra comunicaron a la dirección que no podían firmar el principio de acuerdo alcanzado la víspera, dado el rechazo que provocó en la mayoría de los trabajadores. Por lo que se refiere a los tripulantes de cabinas, piden lo mismo que el resto de la plantilla: cobrar los atrasos y consolidar los, incluyendo los correspondientes a 1995.

Los trabajadores afirman que Aviaco tiene beneficios desde hace nueve años (216 millones antes de impuestos en 1994) y una saneada situación financiera (17.000 millones de recursos propios), por lo que no aceptan renunciar a lo pactado en convenio. La empresa mantiene, por su parte, la disponibilidad a abonar los atrasos de los últimos dos años (1.200 millones de pesetas) que tiene ya provisionados en el balance del 94. Pero afirma que entrar en este año y en la consolidación en tablas debe formar parte de las negociaciones de un plan de futuro para afrontar la liberalización del sector con el que se pretende un ahorro de 5.000 millones aproximadamente.

La huelga de pilotos ayer supuso la cancelación de 64 vuelos de un total de 220 programados. Se cumplieron los servicios mínimos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de mayo de 1995

Más información

  • La empresa paga los atrasos de 1993 y 1994