Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos peligros de Euskadi

Ramón Jáuregui, secretario general de los socialistas vascos y consejero de Justicia y Economía del Gobierno autónomo, rompió ayer los cánones habituales de los mítines. Sustituyó el tono exaltado del mitinero por otro grave de la reflexión y aprovechó la oportunidad de encontrarse ante un público masivo para hablar claro. "No están fáciles las cosas. Sólo va bien la economía".Jáuregui hizo un exhaustivo recuento de las tensiones políticas en España y en Euskadi y expresó su preocupación por el riesgo de que se rompa la cultura del pacto y se de marcha atrás. En un tono muy conciso dijo que existían dos peligros entrelazados: que el PP, en su intento de capitalizar la lucha antiterrorista frente al PNV provoque unas tensiones peligrosas que impulsen al partido presidido por Arzalluz a buscar "una solución nacionalista" a los problemas de Euskadi. Una solución que, según Jáuregui, no es otra que la reivindicación del derecho a la autodeterminación y la puesta en cuestión del frente democrático contra ETA.El secretario general de los socialistas vascos argumentó los síntomas de ambos peligros.. Los partidos nacionalistas están experimentando fórmulas nuevas; el debate sobre el derecho a la autodeterminación está desplazando el eje central que separa el frente democrático de los violentos y, además, los sindicatos nacionalistas, ELA-STV -de tendenciá moderada- y LAB -central sindical del ámbito de Herri Batasuna-, se están reagrupando frente a los sindicatos de clase, Comisiones Obreras y UGT.Jáuregui no se aventuró a predecir adónde abocará esta situación. No obstante, manifestó, en un mensaje dirigido claramente al PP y al PNV, que "la historia de estos años demuestra que Euskadi no avanza por la tensión sino por la vía del acuerdo; no avanza por el entendimiento entre el PNV y PP. Sólo avanza por el entendimiento entre el PNV y los socialistas vascos".

Por otra parte, el presidente de Eusko Alkartasúna, (EA), Carlos Garaikoetxea, vaticinó una confrontación "muy dura", entre los miembros del actual Gobierno tripartito (PNV-PSE-EA) para hacerse el próximo 28 de mayo con las alcadías de los municipios vascos, informa Europa Press. En su opinión, la ventaja que tienen los socios del Gobierno frente al PP, es que ya han anunciado cuáles son sus intenciones para después de los comicios. Sin embargo, dijo, "el PP no vaciló en arrebatar a EA la alcaldía de San Sebastián, en un acuerdo contranatura con los socialistas y el PNV, partido al que tanto censura ahora su nacionalismo",.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de mayo de 1995