Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inaugurada la autovía de Leizaran tras seis años de obras bajo la sombra de ETA

Los apretones de manos de Juan Cruz Alli, presidente navarro; el lehendakari José Antonio Ardanza; el diputado foral de Guipúzcoa, El¡ Galdós, y el anterior diputado guipuzcoano, Imanol Murúa, quien comenzó- la polémica obra, sellaron ayer la inauguración de la autovía. Irurzun-Andoáin sobre el viaducto de Leizarán. Los 43 kilómetros de asfalto entre Guipúzcoa y Navarra han costado seis años de trabajos, 70.500 millones de pesetas y cuatro asesinatos de la banda terrorista ETA, que se oponía al trazado inicial de la autovía. El recuerdo a las víctimas centró los discursos de la inauguración.

Ardanza expresó su "enorme satisfacción" por la inauguración del enlace Guipúzcoa-Navarra y recordó las "angustias" sufridas a lo largo del proceso de construcción, sobre todo por el presidente navarro Juan Cruz Allí y el diputado guipuzcoano Eli Galdós. Éste último señaló que la nueva autovía "sólo debe servir para acercar, para hermanar" porque "la hemos hecho posible entre todos". El deseo de superar el pasado, pero sin olvidar a las cuatro víctimas de la autovía marcó la jornada.Cinco autobuses y numerosos coches oficiales partieron a media mañana desde Andoain hacia la frontera con Navarra en Leitza, punto de encuentro de las autoridades vascas y navarras. Además de las complicaciones técnicas por la orografía del terreno, y los quebraderos de cabeza de organismos públicos, técnicos y constructores desde la realización del proyecto inicial, en 1989, la apertura del enlace ha tenido que superar las reivindicaciones ecologistas de Lurraldea, la coordinadora antiautovía cuyos postulados fueron defendidos por ETA a golpe de atentado contra los directivos y empresas que participaron en su construcción.

Lurraldea no dejó pasar ayer la ocasión de felicitarse por su acción. En una rueda de prensa celebrada en Pamplona señalaron que "si defiendes tu tierra y luchas, siempre ganas".

"Fundamentalismo"

El presidente navarro, que encabezó la comitiva desde Pamplona hasta el viaducto de Leizarán, y el lehendakari Ardanza, cortaron la cinta roja, verde y blanca que marcaba el final de, las complicaciones técnicas y políticas que han rodeado el proyecto. Juan Cruz -Allí arremetió a partes iguales contra, aquellos que hacen del medio ambiente un fundamentalismo" y los que se aferran a "sus posicionamientos iniciales sin mirar hacia el futuro".

La apertura de los 47 kilómetros de asfalto más costosos y polémicos de la historia reciente vasca concentró a unas 500 personas sobre el río Leizarán. Los 16,7 kilómétros del tramo guipuzcoano han costado 28.000 millones de pesetas, mientras que los 26,2 del tramo navarro han supuesto un desembolso de 42.500 millones. El coste medio por kilómetro ha sido 1.639 millones.

El presidente del PP en el País Vasco, Jaime Mayor Oreja, declaró ayer en una rueda de prensa que la construcción de la autovía de Leizarán no ha justificado que se pague el chantaje político que supuso. Mayor Oreja comparó el "impuesto político" pagado por autovía con el impuesto revolcionario" que se exige a los empresarios vascos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de mayo de 1995

Más información

  • Abierto el nuevo enlace Guipúzcoa-Navarra