Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Annie Fischer, pianista húngara

Annie Fischer, pianista húngara célebre por la elegancia, de sus interpretaciones de Mozart y el enfoque vitalista cargado de tensión de su repertorio de los primeros románticos, falleció en su domicilio de Budapest el pasado 10 de abril, a los 81 años de edad.La intensidad de su concentración mientras actuaba ofrecía un sorprendente contraste con el ímpetu y la poesía de su estilo. Al mismo tiempo, prefirió siempre mantenerse al margen de la maquinaria del mercado para llegar a la fama y apenas concedió entrevistas. También prefirió no alejarse de su Hungría natal y, salvo varias giras breves a Estados Unidos, donde destaca su recital en el Carnegie Hall en 1982, limitó sus actuaciones a Europa. Ni siquiera mostró ningún interés por el mundo discográfico, y sus escasas grabaciones con Deutsche Grammophon y con EMI son muy apreciadas por los coleccionistas.

Nacida en Budapest el 5 de julio de 1914, estudió en la academia Franz Liszt y fue discípula de Arnold Szekeley y Ernst von Dohnányi. Su primera actuación en público la realizó en Budapest a la edad de ocho años, y la primera gira como solista, a los 12. En 1933 recorrió Europa como ganadora del primer premio en la competición internacional Franz Liszt de piano.

En 1935 se casó con el musicólogo y director de orquesta Aladar Toth, que murió en 1971. En 1941, durante la guerra mundial, abandonó Hungría y se trasladó a Suecia, interrumpiendo su carrera musical. En 1946 volvió a Budapest y reinició sus giras por Europa.

Desde los comienzos de su carrera, Annie Fis cher desarrolló un amplio repertorio que iba de Bach a Bartok, pero sus interpretaciones más apreciadas fueron las de Mozart, Beethoven Schubert y Schumann. La crítica especializada ha destacado, más que su técnica, su forma de extender los ritmos más allá, de sus límites naturales y la intensidad de sus interpretaciones.

El Gobierno húngaro le concedió el Premio Kossuth en tres ocasiones.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 1995