Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Paula decidido, animoso y, torero

ANTONIO LORCA A las pocas horas de que la Consejería de Gobernación comunicara oficialmente la inhabilitación de las ganaderías de Torrestrella y Gabriel Rojas, la autoridad ha sido desautorizada por los hechos. Tres días después de que entrara en vigor la prohibición para que ambas ganaderías lidiaran por un periodo de 30 días en el territorio andaluz, seis novillos de Álvaro Domecq, propietario de Torrestrella, han salid o al ruedo de la plaza onubense de Niebla (Huelva).

. Se. celebró, pues, el festejo, se le añadió confusión a la situación actual, y la autoridad taurina andaluza perdió toda credibilidad. al permitir que se vulnerara flagrantemente una decisión administrativa que no ha sido suspendida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Torrestrella / festival benéfico

Novillos de Torrestrella, flojos, mansos y con genio.Curro Romero: media y un, descabello (silencio). Rafael de Paula: pinchazo y casi entera (oreja). Emilio Muñoz: pinchazo y estocada baja (ovación). Juan Mora: pinchazo hondo (dos orejas). Emilio Silvera: estocada atravesada y dos descabellos (dos orejas). Antonio García, 'El Poli': cinco pinchazos y ocho descabellos (silencio). Plaza, de toros de Niebla (Huelva), 8 de abril. Festival a beneficio de la Fundación Tagore. Media plaza.

Por si fuera poco, los aficionados habrían ganado si se hubiera cumplido la sanción. Los novillos de Torrestrella fueron flojos, mansos y desarrollaron genio y mala clase. Ello influyó, lógicamente, en el resultado artístico del festival, pero no impidió gozar de las buenas maneras de Rafael de Paula, comprobar la recuperación de Muñoz y el buen momento de Juan Mora y Emilio Silvera.

La sorpresa fue la presencia de un Paula decidido, animoso y torero. Sigue limitado físicamente, pero su toreo conserva hondura. Se lució en unas buenas verónicas, rematadas con una ceñidísima media, y consiguió derechazos de calidad. Muñoz reapareció tras la cornada de Castellón y parece recuperado. Ante un novillo con genio toreó con lentitud por naturales y realizó a ley la suerte de matar. Juan Mora confirmó que está en un momento dulce de su carrera como torero valeroso y artista, y el onubense Silvera sorprendió por su buen sitio a pesar de lo poco que torea.

Curro Romero, sin reflejos, sin confianza y con pocas ganas, pasó un mal rato ante un novillo modesto. Luce un buen aspecto externo, pero le fallan las fuerzas. El novillero El Poli se mostró sólo bullidor, y decepcionó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de abril de 1995

Más información

  • LIDIA