_
_
_
_

Un diputado de HB lanza un saco de cal al escaño vacío del socialista Jáuregui

Pedro Gorospe

El Parlamento de Vitoria se convirtió ayer durante una hora en el teatro de operaciones de la coalición abertzale Herri Batasuna (HB). Primero fue un grupo de insumisos, que lanzaron octavillas al hemiciclo y se ataron a uno de los palcos del segundo piso, provocando la actuación de la Ertzaintza. Después, el parlamentario de Herri Batasuna y miembro de la organización juvenil de KAS, Jarrai, Mikel Zubimendi, arrojó una bolsa con cal al escaño vacío del secretario general de los socialistas vascos, Ramón Jáuregui, al responsabilizarle de la muerte de José Antonio Lasa y y José Ignacio Zabala.La cal salpicó al consejero de Interior, Juan María Atutxa, y al vicelehendakari, Juan José Ibarretxe, que flanquean a Jáuregui en los bancos del Gobierno.

Hacía mucho tiempo que no había un ambiente tan caldeado en la Cámara. Tras la primera interrupción provocada por los gritos y protestas de un grupo de insumisos, durante el debate de una proposición no de ley de Izquierda Unida en la que se pedía la inmediata excarcelación de los insumisos presos, subió al estrado de los oradores Mikel Zubimendi. Sacó dos fotografías tamaño folio de Lasa y Zabala y las apoyó en la mesa.

El presidente del Parlamento, el peneuvista Joseba Leizola, le exigió dos veces que las quitara. Unos minutos después se dirigió a los bancos del Gobierno y dijo: "Éste es un mensaje para el justiciero Jáuregui [consejero de Justicia]", al que acusó de "experto conocedor de las consecuencias de la aplicación de cal viva en los cuerpos humanos".

Zubimendi se acercó y tiró una bolsa de plástico blanca con cal al escaño del consejero. Inmediatamente después, todos los parlamentarios de HB abandonaron la Cámara y se reunieron en la calle, donde protagonizaron una concentración de protesta.

Los servicios de la Cámara tuvieron que emplear un aspirador para limpiar el asiento y el suelo.

'Participación institucional'

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La acción se encuadra dentro de una nueva línea de participación institucional diseñada por KAS, cuyo objetivo es transformar las instituciones vascas en un "espacio de lucha", supeditando las intervenciones de sus cargos electos a las dinámicas de agitación que dicten "los sectores en lucha", según consta en un documento del brazo político de ETA.

KAS define la lucha institucional en el informe denominado Txinaurri (hormiga) como "cerrar el Parlamento, poner allí una pancarta o bloquear la institución con una alianza".

El Parlamento estudiará posibles acciones contra la actitud del parlamentario de HB, que fue calificada de lamentable por todos los grupos.

El portavoz socialista, Fernando Buesa, criticó la pasividad del presidente del Parlamento, a quien acusó de pretender "ignorar el incidente y no estar a la altura de las circunstancias". Asimismo, exigió la adopción de medidas concretas contra los miembros de la coalición abertzale.

El secretario general del Partido Popular del País Vasco, Carlos Iturgaiz, calificó lo ocurrido de "número de circo" y acusó a HB de pisotear el Parlamento.

Zubimendi ya protagonizó otro incidente el pasado 30 de noviembre, fecha en que se constituyó el nuevo Parlamento vasco. Ese día, el diputado de HB acudió con una camiseta en la que se insultaba a la Ertzaintza con el lema "zipaioak hiltzaileak (cipayos asesinos)".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Pedro Gorospe
Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_