La Guardia Civil detiene a una destacada etarra y aborta la reconstrucción del 'comando Barcelona'

Eran las 23.35 del martes cuando el empleado de la gasolinera situada en la calle de Josep Pla de Barcelona vio cómo un Ford Fiesta negro, matrícula B-3866-PG, se detenía, supuestamente para repostar.Sus dos ocupantes se habían dado, cuenta de que eran seguidos e intentaban despistar. Fue el momento en que dos vehículos camuflados de la Guardia Civil le bloquearon el paso y procedieron a identificarlos. Juan Carlos Maya mostró su DNI, mientras que su acompañante dijo llamarse María Lirio Casado. Se trataba en realidad de una vieja conocida de la policía, Rosario Ezquerra Pérez de Nanclares, Agurtzane, encargada por ETA de reorganizar el mortífero comando Barcelona.

La Guardia Civil abortó ayer la reconstrucción'del comando Barcelona al detener a una activista histórica de ETA, Agurtzane, y a cuatro presuntos colaboradores de la banda: Juan Carlos Maya Gómez, Zigor Larredonda Muñoz, Concepción Casado Fuertes y María Ferrer Martínez.El ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, calificó de "noticia importantísima" la captura de los etarras que estaban reorganizando el comando Barcelona, ya que "se ha abortado su nacimiento". Tras -referirse a Agurtzane como "una militante de las peligrosas", agregó que "la posibilidad de que ese comando hubiera llegado a ser operativo habría sido dramática".

La detención de Rosario Ezquerra fue fruto de una operación de seguimiento iniciada en junio de 1994. La captura de Benjamín Ramos Vega, el pasado 28 de enero en Berlín (Alemania), facilitó datos muy relevantes a los agentes del servicio de información de la Guardia Civil, que desde hacía dos semanas tenían la certeza de que Agurtzane es taba en Barcelona.

Ramos había facilitado la huida de los anteriores integrantes del comando Barcelona tras la detención, el 28 de abril de 1994, de su responsable, Feipe San Epifanio, Pipe.

Cinco detenidos

Los agentes siguieron a Maya el martes por la noche, cuando salió de su domicilio, en la calle de Argentina de Sant Adriá del Besós (Barcelona), acompañado de una mujer no identificada. Ambos subieron a un Ford Fiesta y empezaron a dar vueltas con la intención de despistar a sus seguidores. Cuando pararon en una gasolinera del barrio de Poble Nou, los guardias procedieron a detenerlos, sin que opusieran resistencia.

"Todo fue muy rápido", explicó ayer el encargado de la gasolinera, que al principio se asustó hasta el punto de pensar en avisar a la policía. "Salieron vestidos de paisano con las pistolas y los detuvieron. Iban a lo seguro". Una vez en la comandancia, los agentes comprobaron por sus huellas dactilares que se trataba de Agurtzane.

A partir de ese momento se inició una operación para localizar a la persona con la que Maya y Ezquerra se habían citado. Era Zigor Larreonda Muñoz, nacido en Barcelona y con domicilio en la calle de Nicaragua 110. Zigor no se encontraba allí, y la Guardia Civil lo localizó en Terrassa (Barcelona) en casa de su novia, María Ferrer Martínez, una antigua militante del grupo independentista La Crida y alumna de euskera que vive en la calle de la Sociedad, 15, curiosamente a sólo 50 metros, del cuartel de la Guardia Civil.

En este último piso se incautaron de una máquina de escribir, varios discos de ordenador que están siendo analizados y diversa propaganda de ETA.

Casi al mismo tiempo, otros agentes registraban el domicilio de Maya y detenían a su compañera-, Concepción Casado Fuertes, en avanzado estado de gestación. En el piso de Sant Adriá del Besés se encontró el documento de identidad falso de Agurtzane a nombre de María Lirio Casado,, una funda de pistola, más de 200.000 pesetas y unos 400 francos franceses.

La operación se cerró alrededor de las cuatro de la madrugada y no se iba a informar de ella hasta mañana, pero las medidas de seguridad que adoptan los etarras cuando no se efectúa el contacto de una cita precipitaron los acontecimientos. Algunos medios de comunicación del País Vasco difundieron la noticia, y eso obligó a confirmarla.

El gobernador civil de Barcelona, Jaume Casanovas, mostró su satisfacción por "haber abortado un intento de reconstruir el comando Barcelona" y porque la detención de Agurtzane confirma "cierta debilidad de la organización terrorista, que utiliza gente ya quemada".

Ni el gobernador ni los mandos de la Guardia Civil descartaron la vinculación de alguno de los detenidos con un grupo de extrema izquierda, como el Partido Comunista de España Internacional, en el que militó Dolores López Resino, actualmente huida, que tuvo un papel, fundamental en el segundo y tercer comando Barcelona.

Por el momento, se desconoce si estaba ya programado algún atentado, aunque todo parece indicar que estaban in tentando crear una infraestructura estable en Cataluña de: di flicil localización porque todos los detenidos, salvo Agurtzane realizaban una vida normal y tenían trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de febrero de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50