Mueren 80 combatientes chechenos en un ataque a los rusos en Grozni, según Moscú

El Gobierno ruso afirmó ayer que sigue dispuesto a solucionar la crisis de Chechenia "por medios políticos" a pesar de la ruptura de las negociaciones de paz. Anoche se reanudaron los combates poco después de que expirara el alto el fuego. Poco antes, el general Anatoli Kulikov, comandante de las fuerzas rusas en la república rebelde, declaró que "se han agotado todas las posibilidades que había para detener el enfrentamiento armado". Esta declaración la hizo Kulikov a raíz de que los combatientes chechenos atacasen el sábado por la noche a las tropas del Kremlin en Grozni, acción en la que Moscú. afirma que murieron 80 guerrilleros.Según el servicio de prensa ruso, los rebeldes atacaron a las tropas emplazadas en la capital chechena con morteros y lanzagranadas desde el suroeste, cerca de una refinería de petróleo, y la lucha duró más de cinco horas. La agencia Interfax informó por su parte que los combatientes secesionistas reconocieron el ataque, pero dijeron que sólo habían perdido a dos hombres y acusaron a las tropas federales de haber sido las primeras en violar el alto el fuego.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS