Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moreiras interroga al director de una sucursal de BGF por el 'caso Sarasola'

El juez de la Audiencia Nacional, Miguel Moreiras, tomó declaración ayer al director de la sucursal del Banco de Gestión e Inversión Financiera (BGF) en la que el empresario Enrique Sarasola depositó 350 millones de pesetas procedentes del paraíso fiscal de Jersey. Fuentes judiciales dijeron que el directivo se ratificó ante el juez en que Sarasola ingresó esa cantidad en una sucursal del banco. El anterior director, José Carlos Martínez Guzmán, está en libertad tras depositar una fianza de 5 millones de pesetas.Durante su comparecencia ante Moreiras el pasado 1 de diciembre, Sarasola explicó que a mediados de octubre del año pasado abrió una cuenta en la sucursal del BGF, a nombre de Fanite, donde se ingresaron los 350 millones. Según él, Fanite está constituida por él mismo, sus dos hijos, una compañía, suya llamada Inmobiliaria Algibe y Jimmy Mayer, uno de los tres principales industriales de Colombia.

Por otra parte, el embargo preventivo de los bienes de UGT, como responsable civil subsidiario de la fianza de 42.000 millones, impuesta por Moreiras por el caso PSV, podría comenzar la próxima semana, según informa Servimedia. Previamente será necesario certificar que las propiedades de los cuatro inculpados (Carlos Sotos y Paulino Barrabés, entre ellos) no son suficientes para cubrir dicha fianza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1995