Un documento interno de KAS abre la puerta a los atentados de ETA contra periodistas

Los periodistas están en el punto de mira de ETA. Así lo revela un documento interno de la clandestina Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS) -en el que se encuadra la banda terrorista- publicado ayer por El Correo. El texto forma parte de la ponencia Txinaurrak (Hormigas), elaborada por los dirigentes de KAS para fijar su posición en el debate interno en Herri Batasuna. KAS remitió ayer un comunicado a diversos medios de comunicación en el que reconoce que lo publicado por el diario vasco forma parte de un "resumen provisional de reflexiones aportadas por distintos militantes", y que la posibilidad de pasar de las palabras a la sangre se materializaría si los medios actúan sistemáticamente como "arma de guerra del Estado".

Más información

Ayer, lejos de desautorizar la propuesta de asesinato que figura implícitamente en el texto publicado por El Correo, la dirección de KAS se limitó a indicar que ese texto "fue un borrador de discusión que recogió un resumen provisional y poco elaborado de diversas reflexiones y aportaciones hechas por distintos militantes".Por si quedaban dudas, KAS apuntó que el posible asesinato de un periodista sería consecuencia "de esa actuación sistemática como arma de guerra que el Estado ha asignado a los medios de difusión masivos y que éstos, al parecer, gustosamente han aceptado''. En KAS se engloba una serie de grupos políticos y sociales del entorno radical que van desde ETA hasta el movimiento juvenil Jarrai, pasando por el sindicato LAB. KAS controla la Mesa Nacional y la Comisión Permanente de Herri Batasuna a través de un grupo de destacados dirigentes del partido radical vasco que pertenecen a la coordinadora.

KAS se reiteró en la idea de que los medios de comunicación ocultan "la realidad de violencia que sufre Euskal Herria por parte del Estado". Responsabilizó igualmente a la prensa. de ejercer "un constante acoso y derribo contra el movimiento independentista" y ser "baluarte fundamental" de la estrategia del Estado.

El parlamentario alavés de HB y concejal de Vitoria, Txabi Gauna, se desmarcó ayer del borrador de KAS: "Yo, de entrada, estoy en contra de eso, pero no es un documento de HB, sino de KAS. Puedo discrepar con sus razones, pero no voy a valorar lo que deciden otras organizaciones que no son HB".

También el concejal de HB en Bilbao Kepa Ibaibarriaga declaró que aunque HB está molesta con la prensa, en la coalición no se ha escuchado que pudiera llegarse a atentar contra periodistas. Ibaibarriaga se comprometió a intentar que el debate "jamás se plantee en esos términos".

Aunque la denuncia a los medios de comunicación ha sido una constante en la historia de ETA y HB, la inclusión de los periodistas en la tripleta de las trespes, -policías, políticos, periodistas-, compuesta por potenciales objetivos del "accionar armado" empezó a manifestarse en abril de hace dos años, cuando el portavoz de HB y dirigente de KAS Floren Aoiz proclamó que los medios de comunicación son, junto a la policía, el instrumento represivo de los Estados español y francés.

Desde entonces, el hábito de la denuncia de los informadores, derivado de la obsesión por retener a sus bases en el universo informativo propio fabricado por sus medios de comunicación, adquirió gran gran virulencia, con agresiones físicas a periodistas, y carteles con las fotografías de "los más destacados intoxicadores".

El martes, mientras se enterraba a Gregorio Ordóñez, los portavoces de Jarrai se dirigieron "a los periodistas de buena voluntad" para que "se liberen del mando policial que está dirigiéndoles"'.

Periodistas-txakurras

La Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS), en la que, entre otros grupos independentistas, está encuadrada ETA, ha elaborado un documento interno, que ayer fue publicado por el periódico El Correo, parte del cual reproducimos a continuación."Han diversificado la represión contra la Izquierda Abertzale y emplean diferentes instrumentos para ello. Ahí está la represión de siempre, la que se ha conocido desde siempre, la que se hace a través de la Guardia Civil. No han conseguido la impunidad de Euskal Herria, ya que nunca han sido aceptados. La acción contra uno de ellos es entendida aunque por efecto del pacto [de Ajuria Enea] haya habido más dificultades para aceptarla. A continuación han puesto en marcha otros instrumentos, medios de comunicación y políticos. Sobre los medios de comunicación lo que han hecho ha sido blindar, en nombre de la libertad de expresión, en nombre de la democracia realizan un trabajo y un dolor tremendo con una impunidad total. La participación en el conflicto ha sido concreta, directa e importante, pero no se les puede tocar".

( ... ) Hay que tener en cuenta que los medios de comunicación se han convertido en un auténtico poder (el conflicto de la autovía [de Leizarán] es un ejemplo claro; iban por delante de los políticos y cuando provocaban contradicciones entre los partidos, la cohesión la marcaban y la conseguían los medios de comunicación). Quizá son consecuencias de vivencias de un ámbito muy concreto pero el sentimiento contra los beltzas [antidisturbios de la Ertzaintza] y periodistas / txakurras [perros] está muy extendido. A fin de cuentas ellos son los que dan leña a la gente. ( ... ) Los que condenan, encarcelan a los miembros de la Izquierda Abertzale, tienen nombres y apellidos concretos, duermen y viven bien. Habría que hacer una labor concreta en torno a los medios de comunicación, pero esto exige primero dar algunos pasos.

Así, este tema y este área no puede dejarse solamente en manos de la lucha armada. En las diferentes áreas que se mencionan, ertzaina, medios de comunicación... no puede pasarse como se ha pasado de una falta de intervención a la intervención de la lucha armada. La dinámica de denuncia y presión que hay que realizar de los periodistas y empresas está sin hacen La responsabilidad que alguna gente tiene en la represión está clara, es cierto que el sentimiento contra ellos está extendido, pero si hubiera una intervención armada, ¿se situaría ese sentimiento en una postura política fuerte? El problema es ése, que existe el sentimiento pero no se dan pasos, no se trabajan condiciones. A menudo existe esa tentación: meter en algunas ocasiones la lucha armada y luego a ver qué pasa... En lugar de eso hay que incrementar una dinámica que tenga que desarrollarse desde otros tipos de lucha para que luego la lucha armada tenga un apoyo sólido.

Por otra parte, en el caso de la Ertzaintza no se le daba a cualquier ertzaina, la acción fue muy selectiva. En el caso de los medios de comunicación habría que emplear el mismo esquema. En lugar de coger a un periodista como responsable ( ... ) hay que concretar dónde están las responsabilidades y, de darse intervenciones, tienen que ser en las responsabilidades de los niveles superiores. ( ... ) El caso de los medios de comunicación es uno de los temas qué están atrasados en la sociedad y en la Izquierda Abertzale, no se ha trabajado para denunciar y condicionar el papel antirrepresivo de los medios de comunicación.

Está claro que no realizarán acciones "porque aquí no puede haber una opinión española o de derechas" pero al mismo tiempo no puede permitirse que vayan por libre en Euskal Herria y perjudicaría. El periodista que anda en eso ya sabe que no perjudica sólo a HB sino a un proyecto político, al futuro de un pueblo. Una acción como ésa tiene dos apartados: el dolor que se le produce al enemigo o hasta qué punto se condiciona el que se le hace a la Izquierda Abertzale, y por otra parte la contradicción y el coste político que puede producir en la Izquierda Abertzale una acción semejante al menos al principio. Eso es lo que hay que medir, o se asume el costo que eso puede conllevar o se les deja trabajar tranquilamente sabiendo que su trabajo nos produce costos políticos. ( ... ) En cierto modo la línea política de la Izquierda Abertzale la han cambiado desde los medios de comunicación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de enero de 1995.

Lo más visto en...

Top 50