Mostoles estrena opera

El teatro municipal programa conciertos, teatro clásico, y ballet

La etiqueta de ciudad dormitorio deja paso a la de ciudad cultural. El municipio de Móstoles (199.000 habitantes), empieza el año con una oferta que puede rivalizar con la de Madrid capital, bel canto incluido. La ópera, el ballet o el teatro clásico llegan esta temporada a una localidad que apuesta por dejar de ser suburbio. Buen cartel y precios competitivos completan la fórmula de su teatro municipal.

Ópera en Móstoles. Es la gran novedad de la temporada que comienza a finales de este mes. Un difícil reto con piezas como La Traviata, Nabucco y Otelo, de Verdi, y Carmen, de Bizet. La temporada se abrirá el próximo 28 de enero con un concierto de inauguración en el qué la compañía italiana Castell di Monte interpretará Las cuatro estaciones, de Vivaldi.Pocos días después la Ópera Nacional de Ucrania representará Nabucco, a la que seguirán la compañía ópera del Teatro de Ostrava de la República Checa con La Traviata y la Compañía Teatro Lírico de Europa con Carmen. Esta última compañía posee premios como el Luciano Pavarotti de canto. Entre las figuras dentro del ciclo destaca Juan Luque que, según el director del teatro, "es uno de los solistas preferidos del responsable de La Scala de Milán".

Los organizadores de la programación han vuelto los ojos a los artistas de Europa del Este, cuyo caché permite contratos más asequibles para el presupuesto municipal, que alcanza los 22 millones de pesetas para toda la temporada.

El punto, de partida para el diseño de una programación cultural atractiva llegó con el Plan Trienal del Ayuntamiento "que desterró antiguos talleres y las típicas salidas al campo con la tortilla, que eran los únicos contenidos del calendario de actividades hasta el año 91", explica el concejal del área, Félix Montero.

A partir de entonces, el municipio empezó a despuntar con programas nuevos como la reconstrucción de los acontecimientos del 2 de mayo, el Festival Internacional de Folklore y el Teatro Municipal, que sé ha convertido en la "joya de la corona". En dos años de existencia, ha logrado colocarse en primera línea de la Red Nacional de Teatros, con un aforo medio del 70% y una programación dé calidad muy superior. Incluso piezas como Carcajada Salvaje se han estrenado antes en Móstoles que en Madrid.

"Sueño de locos"

Sin embargo, al principio nadie daba un duro por este "sueño de locos". Incluso los responsa bles de una de las cuatro pro ductoras teatrales más importantes del Estado se reían al ver la ambiciosa programación de este teatro local en sus inicios. "Ahora hay gente que les llama porque quieren pasar por aquí", manifiesta el director del teatro Alejandro Céspedes.

Pero ésta no es sólo una apreciación de técnicos profesionales sino también de artistas. El cantautor Carlos Cano creía que iba a encontrarse "con un polideportivo o algo así" al llegar a Móstoles pero comprobó en su recital de la temporada pasada y según sus propias palabras que "cantar en este sitio tan bonito es como hacerlo en una cajita de música". La actriz Mari Carrillo, que protagoniza Hora de visita, comentó entre lágrimas a los responsables del teatro de Móstoles tras una de sus funciones que el público local "es uno de los mejores que había tenido y quería llevárselo en toda su gira", comenta Céspedes. La actriz repetirá la representación de Hora de visita, que volverá a Móstoles en el mes de abril.

Con la sólida confianza otorgada por el éxito de las representaciones teatrales, se buscó un grado mayor de respuesta en el público ofreciendo un ciclo de zarzuela en la última temporada del 94. El resultado fue de lleno total en todas las funciones, las 593 butacas ocupadas y el cartel de "no hay localidades" en el 40% de toda la programación. El teatro abandonó para siempre su complejo de inferioridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de enero de 1995.