Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Eduardo Mata, compositor

El compositor mexicano Eduardo Mata, de 52 años, murió el pasado día 4 en un accidente aéreo, en el municipio de Temixco (Morelos), al desplomarse la avioneta en la que viajaba rumbo a la ciudad tejana de Dallas. La muerte de uno, de los directores de orquesta más importantes de México, en plena madurez creativa, ha conmocionado a la comunidad artística del país. El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) rindió ayer un homenaje al que fue director artístico de la Orquesta Sinfónica de Dallas y un incesante promotor de la cultura.Eduardo Mata, (Ciudad de México, 1942), considerado uno de los directores mexicanos con mayor proyección internacional, falleció el pasado 4 de enero alrededor de las 8.30, al estrellarse la avioneta que él mismo pilotaba. Con él viajaba su compañera, Marina Anaya, quien también pereció en el accidente, "originado por un fallo mecánico", según informaron las autoridades del aeropuerto de Tletama.

Mata era director artístico de la Orquesta Sinfónica de Dallas, en el Estado norteamericano de Tejas, y director huésped de la Sinfónica de Londres. Estuvo al frente de los conjuntos musicales mexicanos más importantes, así como de las filarmónicas de Estocolmo, de Berlín y de Israel.

Entre su labor musical destaca el rescate que hizo de la música del compositor. Silvestre Revueltas.

Alumno de músicos de la talla de Rodolfo Halfter, José Pablo Moncayo y Carlos Chávez, Eduardo Mata, egresado del Conservatorio Nacional de Música, se distinguió no sólo en el campo de la dirección de orquesta, sino también en el de la composición y la promoción cultural.

Mata fue jefe del departamento de música de la Universidad Nacional Autónoma de México (1965-1972), asesor artístico y director de la ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes (19721985) y miembro del Colegio Nacional desde 1984.

"Su muerte es una gran pérdida para México, ya que estaba en plena madurez creativa y aún esperábamos mucho de él", comentó Fernando Lozano, director de la Orquesta Sinfónica Juvenil Carlos Chávez, y amigo de Mata desde hace 40 años. Enrique Barrios, director de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, dijo por su parte que la enseñanza que deja Mata a los músicos mexicanos es su disciplina, su profesionalidad y sus ganas de superarse siempre. Antonio Robles Cahero, director del Centro Nacional de Investigación e Información Musical (Cenidim), precisó que el mejor homenaje en su memoria será el que haga posible la recopilación de su vasto material discográfico.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y la comunidad artística del país le rindieron un homenaje, en unión de diversos grupos musicales, en el Palacio de Bellas Artes-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 1995