Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre muere tras recibir un disparo en su coche por un posible ajuste de cuentas

Un hombre de origen turco, de unos 30 años, murió ayer tras ser hallado en la noche del jueves con un disparo en la cabeza dentro de un coche aparcado junto a la plaza de Castilla. El asesinato pudo deberse a un ajuste de cuentas por drogas. La víctima llevaba documentación falsa a nombre de Emilio Costa Martínez, portugués.Hacia las 21.30 del jueves dos chicas llamaron a la policía desde una gasolinera situada en la confluencia de las calles de Mateo Inurria y del General López Pozas. Cerca habían hallado a un hombre malherido dentro de un Ford Escort M-1023-K, aparcado en doble fila y con la ventanilla del conductor hecha añicos. Los agentes avisaron a las ambulancias municipales del Samur que trasladaron al herido al hospital de La Paz. Neurológicamente se hallaba en coma profundo por la pérdida de masa encefálica, pero su corazón aún latía. Falleció hacia las siete de la mañana.

Horas después su cadáver fue trasladado al Instituto Anatómico Forense. Allí aseguraron ayer tarde que nadie había acudido a interesarse por el fallecido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de diciembre de 1994