Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'nieve de bote' cubre Navacerrada

58 cañones pulverizan ya agua helada sobre tres pistas de la sierra

Navacerrada tiene, desde el lunes, nieve por un tubo. Cincuenta y ocho caño nes de nieve artificial, instalados en lo alto del puerto, han logrado cubrir, con un grosor de 25 centímetros, las pistas de El Escaparate y El Telégrafo (400 metros de longitud cada una). El jueves, los ingenios se trasladarán a la pista de El Bosque (900 metros de longitud). Si hasta el sábado se mantienen las temperaturas bajo cero (las previsiones del Instituto Meteorológico así lo indican), las tres primeras instalaciones de nieve artificial de Madrid quedarán abiertas al público.Los trabajos de instalación y prueba de los cañones de nieve comenzaron en 1993. El año pasado, sin embargo, no pudieron abrirse los grifos debido a las altas temperaturas alcanzadas. Los cañones necesitan una media de dos grados bajo cero para fabricar nieve. Las protestas de los ecologistas tuvieron también su parte de culpa: denunciaron ante los tribunales las instalaciones "porque suponen una alteración del ecosistema", según argumentaron. El Tribunal Superior de Castilla y León (comunidad donde se sitúa parte de los ingenios) suspendió cautelarmente las obras, pero luego exigió el depósito de una fianza de 20 millones. Los ecologistas no tenían el dinero y las obras se concluyeron.

Para instalar las conducciones que llevan el agua, el aire y la energía eléctrica a los cañones, las máquinas de la Comunidad de Madrid zanjaron las laderas del puerto. El suelo fue recubierto posteriormente con una capa orgánica para amortiguar el impacto medioambiental. Los cañones toman el agua del cercano torrente del Telégrafo.

Un informe del biólogo Pablo Arroyo, encargado por la Comunidad, indica que sólo absorben el 4,6% del caudal embalsado del riachuelo. Jaime Lissavetzky, consejero de Educación y Cultura, explica: "La obra ha sido controlada por diversos agentes sociales. Es una obra modélica en cuanto a su ejecución y a la ausencia de impacto ambiental".

El director técnico del puerto, Francisco Gómez Mascaraque, calificó ayer el funcionamiento de los cañones como "muy aceptable". Mascaraque añadió: "Estamos, innivando [fabricando nieve artificial] unos 90 metros cúbicos a la hora. Nuestras previsiones iniciales eran inferiores [80 metros cúbicos]. Las bajas temperaturas de estos días [ayer se registron hastra cinco grados bajo cero] nos permitirán abrir el sábado al público". Juan Carlos Blanco, consejero delegado de Deporte y Montaña (empresa pública de la Comunidad que gestiona Navacerrada) comenta: "La puesta en marcha de los cañones beneficiará a toda la zona. Centenares de familias viven del turismo y el esquí".

El sábado, cuando las pistas se hayan cubierto completamente, los cañones serán silenciados. "Sólo los abriremos ocasionalmente para recuperar las zonas más desgastadas por los esquiadores", dice Blanco.

Se calcula que cada día festivo unos 3.000 aficionados utilizarán estas pistas. La Comunidad ha invertido casi 1.000 millones de pesetas en las instalaciones, que incluyen dos nuevos remontes en El Bosque y El Escaparate. Los abonos para días festivos cuestan 2.700 pesetas; los laborables, 1.500.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de diciembre de 1994