Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cabo británico recibe la primera pensión por el 'síndrome del Golfo'

Robert Lake, un cabo del Ejército británico de 25 años, ha recibido la primera pensión otorgada en el Reino Unido a causa del denominado síndrome del Golfo. Según la Oficina para las Pensiones de Guerra, la baja militar que se ha visto obligado a solicitar deriva de las inyecciones recibidas antes de dicho conflicto armado.Lake y otros 40.000 soldados, oficiales, médicos y enfermeras fueron vacunados contra el tétanos, polio, tifus, fiebre amarilla, hepatitis B, cólera y meningitis. Luego se les animó a protegerse contra la peste bubónica, antrax, gas nervioso y otros compuestos propios de una guerra biológica.

Lake recibió el primer grupo de inyecciones en Alemania. Una vez en el desierto fue inoculado contra el resto. Al caer enfermo, fue repatriado. Los médicos militares, sin embargo, insistieron en que no le ocurría nada especial. Más de 400 veteranos (el 1% de las fuerzas armadas británicas) se ha quejado de síntomas idénticos a los suyos: náuseas, cansancio, pérdida de peso, depresión y falta de memoria, leucemia mieloide, pesadillas y agresividad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 1994