Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arzalluz teme que ETA provoque un enfrentamiento civil en Euskadi

Interior endurece la dispersión de presos terroristas

Xabier Arzalluz teme que el enfrentamiento civil en Euskadi buscado por ETA acabe siendo una realidad si personas "ajenas a la disciplina" del Partido Nacionalista Vasco (PNV) deciden responder y acabar por su cuenta con la "impunidad y chulería" de la izquierda abertzale radical. El presidente del PNV analizó ayer la escalada de enfrentamiento entre, la organización terrorista y su entorno, por un lado, y el PNV y la Ertzaintza (policía autonómica vasca), por otro.

Arzalluz entiende que las últimas declaraciones de líderes de HB y KAS tras la desarticulación del comando Vizcaya, así como los seis intentos de asesinato contra el consejero de Interior del Gobierno vasco, Juan María Atutxa, son una auténtica sentencia de muerte: "Entendemos perfectamente la amenaza directa contra nuestras vidas".El presidente del PNV dio lectura a un comunicado dirigido a KAS con la siguiente advertencia: "Midan estos señores no sea que gentes vascas ajenas a la disciplina del EAJ-PNY tomen en serio sus palabras y decidan también acabar con la impunidad y la chulería de quienes matan, secuestran, extorsionan, agreden ( ... ), y lleguemos así a lo que ellos han comenzado hace tiempo y llaman enfrentamiento civil".

El ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, informó ayer a los firmantes del Pacto Antiterrorista de Madrid, reunidos en el Congreso, de que ETA mantiene dos comandos con capacidad de matar "cuando pueda" en Madrid y en Guipúzcoa.

La Secretaría de Estado de Asuntos Penitenciarios, por su parte, ha iniciado una nueva fase de endurecimiento de la política de dispersión de presos etarras y ha decidido trasladar a tres de ellos desde Nanclares de la Oca (Álava) hasta cárceles alejadas del País Vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 1994