Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior cree que ETA tiene 'comandos' con capacidad de matar en Guipúzcoa y Madrid

ETA sólo tiene dos comandos operativos con capadad de matar "cuando pueda": uno en Madrid y otro en Guipúzcoa. Ésta fue la información más sustancial sobre la situación actual de la banda terrorista que recibieron ayer del ministro de Justicia Interior, Juan Alberto Belloch, los partidos firmantes del Paco Antierrorista de Madrid. Todos os firmantes del acuerdo destacaron en el Congreso el restablecimiento del consenso en la lucha antiterrorista y subrayaron los recientes éxitos policiales contra ETA. Igualmente dieron su apoyo y solidaridad al consejero vasco de Interior, Juan María Atutxa, en el punto de mira de los terroristas.

Belloch informó a los firmantes del pacto -todos los partidos con representación parlamentaria salvo- Herri Batasuna (HB)de que la banda tiene casi intacta su capacidad operativa en Madrid y en Guipúzcoa, y que ETA "puede matar y lo hará cuando pueda". Durante las más de dos horas de reunión, el ministro también informó de la existencia de disensiones en HB y ETA y de las "nuevas líneas de investigación" tras los últimos golpes a ETA.La reunión tuvo un carácter fundamentalmente informativo. Los asistentes destacaron que no hubo polémica y sí sintonía de planteamientos sobre, la lucha antiterrorista, que se centra en tres ejes: presión policial, colaboración internacional (especialmente con Francia) y unidad de las fuerzas democráticas. Tres pilares que buscan, según Antonio Romero (IU), "eliminar la violencia de ETA antes del 2000".

Todos los firmantes se felicitaron y dieron la enhorabuena a las fuerzas policiales por los recientes éxitos, como la detención en Francia de Félix Alberto López de la Calle, Mobutu, y la desarticulación del comando Vizcaya. Igualmente se congratularon por la recuperación del consenso de las fuerzas democráticas, especialmente en el espinoso asunto de la reinserción. "Todos estamos contra ETA", fue la frase que definió el encuentro.

El ministro entregó a los diputados un borrador de reforma del reglamento penitenciario para endurecer los controles jurisdiccionales sobre la concesión del tercer grado (semilibertad) a terroristas. Según el texto, cualquier progresión de grado concedida por un juez de vigilancia penitenciaria a un activista quedará paralizada si el fiscal recurre. La concesión sólo será efectiva tras una posterior decisión judicial.

Belloch informó de la reinserción de los etarras Leoncio Calvo, José Miguel Sueskun y Juan José Gamboa, y del grapo Sebastián Rodríguez Veloso. El PP se mostró satisfecho por la evolución de la reinserción, tras la polémica desatada el pasado verano. Francisco Álvarez Cascos, secretario general de los populares, expresó su satisfacción porque las reinserciones sean individualizadas y nunca de terroristas con delitos de sangre. Los diputados confirmaron la recuperación del consenso.

El pacto también acordó que cada partido aproveche, sus relaciones internacionales, especialmente en Iberoamérica, para difundir que la política antiterrorista es "una cuestión. de Estado", crear un clima favorable a las extradiciones de etarras y evitar protestas corno las registradas en Uruguay. Los firmantes, acordaron reunirse cada seis meses y que los partidos mantengan contactos bilaterales con Interior cada dos.

Los frustrados intentos de ETA de asesinar a Atutxa provocaron una oleada de solidaridad. Xabier Albistur, del Grupo Mixto, dijo que esta amenaza supone "volver a los tiempos más duros de ETA"; Txiki Benegas (PSOE) le mostró su solidaridad, "que se extiende a todos los objetivos etarras, sean quienes sean"; Pilar Rahola, de ERC, subrayó "la carga política de la amenaza".

Iñaki Anasagasti (PNV) subrayó la "impunidad" con que HB y KAS ejercen la amenaza y la coacción, y reclamó a los fiscales "que actúen de oficio". Así, instó a "la trinchera democrática" a "desenmascarar a KAS, el cerebro de la violencia de ETA".

Los altos cargos de la Consejería de Interior difundieron ayer un comunicado de solidaridad con Atutxa y con todos los miembros de la policía vasca. El Departamento ha alertado a las más de 300 personas cuyos nombres estaban en las listas de objetivos del comando Vizcaya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 1994

Más información

  • Los partidos del pacto antiterrorista reafirman el consenso sin fisuras