Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de Iberia harán huelga salvaje a partir del lunes si la empresa no cambia su plan

El conflicto de Iberia se calienta por momentos. La decisión de la compañía de presentar un expediente de rescisión para 5.220 contratos llevó ayer la indignación alas asambleas que se celebraron en casi todos los aeropuertos. Tanto CC OO como UGT afirmaron ayer que si la empresa no les llama a negociar antes del lunes es muy posible que ese mismo día los trabajadoresdecidan parar por sorpresa, lo que impedíría, entre otras cosas, la realización de servicios mínimos. Los sindicatos piden que Iberia retire el plan de choque que incluye venta de activos y despidos.

La mayoría de los aeropuertos españoles pueden quedar paralizados a partir del lunes. Esa es la fecha tope que CC OO y UGT han dado a la dirección para que retire el Plan de Emergencia 2, también denominado Plan B, que prevé 5.220 despidos y la venta de filiales y otros activos, y que fue aprobado el miércoles por el consejo de administración.El mismo lunes está previsto que la empresa llame a los sindicatos para anunciarles los despidos. Los sindicatos, según expresaron ayer sus portavoces, quieren que la empresa vuelva a la mesa de negociación con el plan inicialmente previsto, que incluye una reducción de empleo para 2.120 personas y la reducción salarial del 15% sobre los sueldos de 1992, algo fuertemente contestado por todos los trabajdores.

CC OO y UGT afirman que están dispuestos a realizar "medidas contundentes" entre las que no descartan la ocupación de las pistas de los grandes aeropuertos tal y como hicieron los trabajadores de Air France cuando la empresa presentó su plan de viabilidad. De aquí al lunes los sindicatos han acordado, además, el encierro de comités de empresa.

Sin embargo, ambas centrales se desmarcaron ayer de la convocatoria de dos horas de paro que la Coordinadora Sindical ha convocado para hoy mismo. La Coordinadora -agrupa a los sindicatos minoritarios USO, CGT, CNT, CITA y CTA- hizo ayer un llamamiento a la unidad al resto de los sindicatos para que realicen un paro de dos horas por turno e intenten colapsar los accesos al aeropuerto de Madrid-Barajas tratando de impedir por la mañana la llegada de tripulaciones, pasajeros y trabajadores de tierra.

Por lo que se refiere al SEPLA-Iberia, que agrupa a los pilotos, a última hora de ayer planeaba qué acciones tomar. Es, precisamente, con este sindicato, el más poderoso de todos los de la compañía, con el que el acuerdo está más lejos. Mientras, con CC OO y UGT el entendimiento parece más viable, según fuentes de la compañía. Éstos han admitido, según esas fuentes, un recorte del 7% del salario.

Ayer se reunió el consejo de administración de Teneo, accionista de Iberia, para estudiar el plan. Al tiempo que comunicará a las centrales la rescisión de contratos, la empresa prepara la segregación de la compañía para venderla por partes y poder recomponer sus fondos propios.

La venta de filiales, pero no las latinoamericanas, sería uno de los primeros pasos. Otra actividad para la que Iberia cuenta con bastantes novios es la de handling (servicios en tierra), de alta rentabilidad.

El vicepresidente del Gobierno, Narcis Serra, expresó ayer su confianza en que finalmente los sindicatos y la empresa consigan un acuerdo para evitar tomar medidas de emergencia. Mientras el vicepresidente de Iberia y del INI, Miguel Cuenca, afirmó ayer a RNE que el principal problema de Iberia es "estructural y de necesidad de competir en un mercado de cielo abierto donde no sólo Iberia, sino todas las compañías aéreas del mundo han atravesado y atraviesan una profunda crisis".

A Iberia puede abrírsele un nuevo frente, esta vez en Caracas. El Gobierno venezolano no repondrá las pérdidas de VIASA ni participará en el aumento de capital, según el presidente del Fondo de Inversiones de Venezuela (FIV) al diario Economía hoy, informa Efe. El FIV tiene el 40% de VIASA e Iberia un 45%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 1994

Más información

  • Los sindicatos minoritarios pararán dos horas y tratarán de impedir el acceso a Barajas