La ONU aprueba un duro plan internacional contra las mafias

Los Estados deberán dar "una alta prioridad" a combatir las organizaciones de delincuentes que "amenazan el crecimiento social y económico de los países en desarrollo y de los países en transición", o sea del este de Europa, según el plan de lucha contra las mafias aprobado ayer en Nápoles por la conferencia de la Organización de las Naciones Unidas.La ONU insta también a "alinear más" sus legislaciones en torno a este tema, de acuerdo con un Plan Global de Acción que sigue siendo duro a pesar de las importantes correcciones acordadas para satisfacer las resistencias de muchos Gobiernos. El plan tiene forma de una propuesta de resolución que deberá ser aprobada por la Asamblea General.

En el plan aprobado ayer por consenso, tras un tira y afloja que ha puesto en un lado a países como Japón o Colombia y en otro a Estados Unidos e Italia, ha desaparecido, por ejemplo, la recomendación de que los distintos países acepten las llamadas entregas controladas.

,El borrador de resolución, promovido sobre todo por Italia y Estados Unidos, que llegó a la conferencia incluía esta polémica táctica policial consistente en que los agentes del orden puedan traficar con droga real a fin de identificar a los verdaderos operadores. Muchos países rechazan esa forma de provocación al delito, habitualmente usada por la policía norteamericana, que crea confusión entre las mafias y la policía.

También ha desaparecido en el documento final la recomendación de que los Estados reformen sus sistemas judiciales y potencien los poderes de las fiscalías, al tiempo que las referencias a técnicas modernas de vigilancia y escucha han pasado a estar acompañadas de seguridades y garantías sobre el estricto control judicial de tales actividades y el respeto a la intimidad de las personas.

Propuesta española

El consenso no se extendió tampoco a la propuesta española de que las organizaciones terroristas sean incluidas en el concepto de delincuencia organizada, rechazada por la conferencia que, en cambio, aceptó destacar "con grave preocupación las relaciones entre la delincuencia transnacional organizada y los delitos de terrorismo".El acuerdo incluye, sin embargo, suficientes iniciativas de reforma legislativa, especialmente en el campo de la transparencia financiera como para marcar un hito en la historia de la reflexión internacional sobre el fenómeno en auge de las mafias. Esta es la primera vez que la ONU ha abordado directamente el tema.

Axel Wuestenhagen, portavoz de la ONU, afirmó que la conferencia implica un gran impulso para la resolución del problema y señaló que la declaración de Nápoles incluye un sistema de seguimiento de los acuerdos suficientemente estricto como para que los países firmantes los apliquen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de noviembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50