Belloch prevé crear jueces de barrio para combatir delitos menores, riñas y faltas

El Ministerio de Justicia e Interior proyecta implantar jueces de barrio en las grandes ciudades para responder a la pequeña de lincuencia con un sistema de juicios rápidos. Los nuevos jueces trabajarán codo con codo con las policías locales -que asumirán más competencias y actuarán como policía judicial- y tendrán funciones similares a las de los jueces de paz rurales: resolverán faltas, infracciones y delitos menores, "la delincuencia más cercana al ciudadano". Fuentes de Justicia reconocen que el proyecto está aún en pañales aunque deberá estar definido para mediados de 1995.Los primeros apuntes sobre. los jueces de barrio aparecen. en el documento sobre el nuevo modelo policial español, -de unos 200 folios- y han sido pergeñados por el ministro Juan Alberto Belloch en el Congreso.

El meollo del plan de los jueces, de barrio está en quiénes serán estos jueces y de qué tipo de delitos se ocuparán. Margarita Robles, 9ecretariade Estado de interior, ha declarado recientemente que "es prematuro" hablar sobre este nuevo modelo, que se implantará primero en Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Barcelona, Bilbao y Zaragoza.

Las líneas maestras indican que estos nuevos órganos judiciales entenderán de problemas de convivencia entre ciudadanos, de propiedad horizontal, riñas de vecinos, bandas, vandalismo con tinte de xenofobia, de problemas de tráfico e imprudencias temerarias. En estos delitos entran. los que más afectan al ciudadano: hurtos, tirones, alborotos y atracos callejeros.

Uno de los conocedores del trazo grueso del proyecto, Ginés Jíménez Buendía, presidente de la Asociación de Jefes de Policía Local de la Comunidad de Madrid, reconoce que esos delitos "no son importantes" pero sí "los que más sufren los ciudadanos". Jiménez, jefe de la Policía Local de Coslada (Madrid), remacha que se intenta responder "a la delincuencia sin grandes daños" mediante juicios rápidos, para "que un tirón de un bolso no se juzgue a los dos años".

Los policías locales tendrán dependencia directa de los jueces de barrio, para los que investigarán y ante los que llevarán a los detenidos. El ministerio está pensando para los barrios en "profesionales del derecho" no necesariamente "jueces de carrera". Serían licenciados en Derecho, qué seguirían cursos especializados y que designaría directamente Justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de noviembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50