Tribuna:UN CAMPEONATO CON SALUDTribuna
i

Fuerza de carácter

Hace dos semanas, la valoración del fútbol español por parte del público británico cambió de forma significativa en sólo dos días. Las victorias del Athletic de Bilbao y el Barcelona frente al Newcastle United y el Manchester United, respectivamente, demostraron que el nivel de los principales clubes españoles es de los más altos de Europa.Siempre se ha considerado que los equipos españoles estaban entre los mejores del continente en cuanto a técnica, pero tras el fin del dominio del Real Madrid en los primeros tiempos de la Copa de Europa, su eficacia y fuerza de carácter habían sido puestos en duda a menudo. Cuando llegaba la hora de los grandes acontecimientos contra equipos de Italia, Alemania o Inglaterra, su elevada capacidad con el balón no era suficiente para ganar partidos, porque no podían igualar la organización y el aguante psicológico de sus adversarios.

Sin embargo, el resurgimiento del Barcelona y su actual posición como uno de los tres o cuatro principales equipos del fútbol europeo ha cambiado nuestra visión. El año pasado, la victoria del Deportivo de La Coruña -un club poco conocido para el público británico- sobre el Aston Villa demostró además que la Liga española tiene más fuerza en cuanto a sus equipos inéditos que la que pudo tener en el pasado. Por otra parte, la victoria del Bilbao sobre el Newcastle demostró que los clubes españoles no tienen que recurrir a jugadores extranjeros para competir al más alto nivel.

Hasta hace poco, el fútbol de la Liga española se veía en Inglaterra a través de la televisión por satélite. Lo que veíamos era muy distinto del juego británico: en comparación con la velocidad, pasión y dedicación del fútbol inglés, algunos encuentros españoles casi parecían partidos de entrenamiento por la aparente falta de emoción de los equipos.

Aunque podemos seguir cuestionando la calidad del fútbol nacional en España, ya no hay ninguna duda de la efectividad de los clubes españoles en Europa. En particular, parece que los equipos españoles están jugando con un estilo más eficaz y directo que el que emplean en su país. El Barcelona demostró ante el Manchester United que los pases largos y precisos pueden por lo general producir buenas oportunidades de gol.En Europa, los equipos españoles están demostrando ser más astutos que los británicos en cuanto a táctica. En el pasado se consideraba que los clubes españoles jugaban demasiado a la defensiva fuera de casa, pero el Bilbao mostró en Newcastle lo peligrosos que pueden ser al contraataque los equipos españoles de hoy. En el aspecto defensivo también mostró un gran aguante después de que el Newcastle hubiera asegurado aparentemente el empate en el primer tiempo. Quizá el Newcastle hubiera ganado de haber estado Andy Cole, su máximo goleador.En Inglaterra se piensa en amplios sectores que la Liga italiana es la mejor de Europa. Hasta hace poco, la alemana era probablemente considerada como la siguiente; pero ahora, la alemana, española e inglesa compiten por la condición de la segunda mejor liga. Puede que la española sea la mejor de las tres en cuanto a sus cinco o seis mejores equipos, pero la alemana e inglesa parecen ser más fuertes en los equipos medios.

Lo que le cuesta entender a la gente en Inglaterra son determinadas prácticas de los clubes españoles. Tres equipos ingleses -Tottenham, Everton y Aston Villa- destituyeron a sus entrenadores la semana pasada, pero ese récord no se puede comparar ni de lejos con el del Atlético de Madrid. Ron Atkinson, el entrenador del Aston Villa, fue destituido después de tres años; en Madrid sólo duró tres meses.

Paul Newman es jefe de la sección de deportes de The Independent.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de noviembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50