Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP quita dinero a los servicios sociales de los barrios para dedicarlo a mejoras de la calle

J. M. R Los 21 distritos de Madrid estrenarán el año que viene más farolas, bancos, aceras y arbustos que este año. Pero los ancianos, las familias marginadas y los drogodependientes recibirán menos ayuda económica. Los ediles (del PP) que gobiernan esos barrios, y que gestionarán un 8,4% del presupuesto local -lo mismo que este año-, han disminuido sus reservas para servicios sociales y han incrementado sus partidas para mejoras de la calle. Mientras que las subvenciones a marginados bajarán entre un 9% y un 12%, las inversiones en mobiliario urbano crecen entre un 3% y un 9%.

Los ediles de distrito gestionarán 26.804 millones el próximo ejercicio, lo que significa un 8,4% del total del presupuesto total, que suma 318.539 millones. Es el mismo porcentaje que este año, pero con una distribución diferente: primarán las obras en la calle por encima de los programas sociales. Las juntas recogen anualmente numerosas peticiones de ayuda de ancianos con problemas, familias marginadas y drogodependientes. Esa bolsa de dinero adelgazará en 1995.IU y el PSOE pretenden modificar la distribución del dinero disponible para los barrios y engordar el cajón destinado a las demandas sociales.

El portavoz socialista, Juan Barranco, criticó la elección he cha por el PP para sus cuentas municipales en los distritos: "Han recortado los programas que vertebran la solidaridad ciudadana y han incrementado los caprichos electorales, como el mobiliario urbano, las fuen tes ornamentales , o la urbaniza ción de distritos".

José Luis Pestaña, de lu, hizo otro resumen: 'TfPP ha firmado unos presupuestos de cierre y derribo". Francisco Herrera, portavoz de la coalición, criticó la "enorme rebaja" e interpretó la receta del gobierno local: "El PP presenta lo fals0 como verdadero y obligará a los madrileños a pagar más por menos servicios".

-Luis María Huete, alcalde en funciones, rechazó las acusaciones de la oposición: "Siem pre protestan. Da igual el contenido del presupuesto. Pero nosotros hemos conseguido reducir un 1% el gasto público eliminando gastos superfluos, y eso es lo importante. Si todas las administraciones públicas de España, que gastan 38 billones al año, siguieran nuestro ejemplo, se ahorrarían 380.000 millones".

Huete aclaró que la rebaja en gastos sociales para los distritos se debe a que esas partias las recogerá el próximo año el Área de Servicios Sociales.

Pero los socialistas no se lo creen y rescatan los presupuestos para demostrar lo contrario: "Hay 160 millones menos que este año para gastos. Y las inversiones pasan de 992 millones a sólo 160". La administradora de ese presupuesto, la popular, Ana Grarcía Armendáriz1trata de explicarlo: "Todos los años no se puede- construir. Y en 1994 ya hemos hecho obras. Aunque tengamos menos para versión, para los programas sociales habrá más dinero". El capítulo de gastos corrientesde Servicios Sociales crecerá un 5,27%, pasando de 7.868 millones a 8.283 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 1994

Más información

  • Los presidentes de distritos administrarán un 8,4% del presupuesto municipal de 1995