El PSOE admitirá "genéricamente" las irregularidades de su financiación

El PSOE admitirá en la comisión que investiga la financiación de los partidos y los casos Filesa (PSOE) y Naseiro (PP) que ha podido cometer irregularidades en parte de la financiación de su partido, aunque lo hará de un modo genérico, sin especificar hechos concretos y dando por hecho que los demás partidos están inmersos en supuestos de la misma índole. Dirigentes del PSOE precisan que en ningún caso podrán informar a la comisión de hechos concretos al asegurar que los desconocen. Tampoco reconocerán conductas delictivas en ningún militante o dirigente socialista.

Los dirigentes del PSOE todavía no han celebrado una reunión definitiva para fijar su posición en la comisión parlamentaria que estudia los casos Filesa y Naseiro, dado que van a remolque de lo que pueda hacer el juez Marino Barbero, que instruye el caso Filesa.Hace tiempo que Felipe González hizo ver a dirigentes socialistas la necesidad de algún tipo de reconocimiento sobre fallos en la financiación del PSOE. Hasta ahora han evitado hablar de ello al considerar que quienes lo admitieran podrían ser citados por Barbero.

En estos momentos se ha llegado a una sola conclusión: los representantes socialistas no pueden presentarse en la comisión y decir que no saben nada. El convencimiento social de que ha habido irregularidades en el PSOE y en otros partidos es tan fuerte que resulta absurdo sostener la negativa total, según la idea de un alto dirigente del PSOE.

Las fuentes informantes dan por sentado que si el PSOE reconoce prácticas irregulares en la financiación de su partido, lo mismo harán los demás. Este reconocimiento global de que en los partidos ha habido financiación irregular deberá ser recogida en las conclusiones de esta comisión, que además de investigación lo es de estudio y cuyo fin es la elaboración de una nueva ley de financiación de los partidos.

En el PSOE se está viviendo el asunto de la presunta financiación irregular como una pesadilla que no sólo ha tenido gravísimas consecuencias para su imagen, sino que también ha provocado heridas en la organización. Las únicas consecuencias han sido políticas, una vez que González decidió separar de sus puestos a Guillermo Galeote, responsable de finanzas, y a Carlos Navarro, responsable financiero del grupo parlamentario.

Por el momento, los ojos de Marino Barbero sólo se han posado sobre Galeote, que comparecerá el próximo día 26 como inculpado. Fuentes socialistas consideran que Barbero no agotará con Galeote el turno de dirigentes socialistas, sino que subirá en el escalafón del partido.

La comisión de financiación iniciará formalmente sus tareas con el estudio del caso Filesa, según manifestó su presidente, Luis Mardones (Coalición Canaria).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de octubre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50