Hard Rock Café abrirá en Navidad en Madrid

La cadena de comida americana posee 29 establecimientos distribuidos por el mundo

Las mismísimas gafas redonditas que usaba John Lennon en 1967, un manuscrito suyo con las canciones que los Beatles tocaron en Liverpool en 1963, el abrigo amarillo chillón de grandes solapas que Elvis Presley lucía en los años setenta, un traje de cuero de dos piezas de Madonna, una camisa con chorreras de James Brown o una de las guitarras de Bob Dylan son algunos de los objetos que colgarán de las paredes de¡ restaurante Hard Rock Café que la próxima Navidad abrirá sus puertas en Madrid, en el número 2 del paseo de la Castellana.

Más información

El restaurante, de 1.800 metros cuadrados, hará el número 30 de los que la famosa cadena de comida americana posee en el mundo y en su logotipo, en lugar de la tradicional guitarra eléctrica por la que se ha dado a conocer, figurará una guitarra española. Fundado en Londres en 1971 por dos hippies americanos que añoraban la comida y música de su país y el ambiente de sus restaurantes, Hard Rock Café ha expandido su actividad por 14 países, desde Singapur hasta Estados Unidos y tiene sede en todas las capitales importantes de Europa.Pero Hard Rock Café no es sólo una organización hostelera, sino que a lo largo de estos 23 anos su historia ha ido paralela a la del rock. Famosas estrellas han degustado sus platos y donado algún objeto personal para los museos de la organización que, a su vez, se ha implicado en muchos dé los movimientos solidarios que en tomo al rock se han ido sucediendo. En el de Londres, Paul McCartney se estrenó sin Los Beatles y Carole King escribió una canción al de Nueva York.

A pesar de ser una empresa que factura millones de dólares y que gasta muchos en adquirir objetos personales de los artistas del rock en las distintas subastas del mundo, Hard Rock mantiene el aire hippy con que se inició. Fiel a su lema "Salvar el planeta", ha colaborado con distintos organismos de cada país en actividades culturales, medioambientales y de carácter humanitario.

Este es el motivo por el que la Sociedad General de Autores de España (SGAE) ha avalado el nacimiento de la sucursal de Madrid. Según el vicepresidente de SGAE, Teddy Bautista: "Hard Rock Café ha contribuido al encuentro de varios países con el rock. Apoyamos el de Madrid porque activará el rock español, ya que van a ofrecer actuaciones poco convencionales propiciando encuentros curiosos entre artistas diversos". El ejemplar número cero del disco Vidas silenciadas, donde 24 artistas españoles colaboran con Amnistía Internacional, será la primera contribución hispana al local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de octubre de 1994.