Un fuego causado por las botellas de una acampada calcina 1.500 hectáreas en las Alpujarras

, La negligencia de unos excursionistas que pasaban el domingo junto al río Mecina, en la localidad alpujarreña de Mecina Bombarón (Granada), parece ser el origen del incendio que, avivado por un fuerte viento cambiante, había calcinado a media tarde de ayer más de 1.500 hectáreas al sureste del parque natural de Sierra Nevada, lo que hizo al Infoca alertar a la Legión. Un funcionario del Ayuntamiento de Mecina encontró restos de botellas en el lugar donde se supone que habían estado acampados los descuidados. excursionistas y desde donde se propagaron las llama .

No obstante, el gabinete de información del Infoca (Plan andaluz contra incendios) mantenía que el fuego se había iniciado en lugares diferentes y que su origen era deliberado. El funcionario explicó que acudió al lugar donde comenzó el fuego 30 minutos después de que fuese advertido -hacia las cinco de la tarde del domingo- y que en el lugar donde prendieron las llamas encontró restos de una acampada.El fuerte viento impidió que el incendio fuese atajado de inmediato. El funcionario agregó que esta circunstancia -que extendió el fuego por el paraje conocido como La Redonda- pudo dar la impresión a los técnicos que había varios focos.

La zona de donde partió el fuego está situada a unos 30 minutos a pie desde el núcleo urbano de Mecina y es inaccesible en vehículos. Los participantes en la extinción del incendio no dieron al principio demasiada importancia al siniestro. A las siete de la tarde del domingo, el Infoca aventuraba que el incendio sería controlado por los servicios de extinción con cierta prontitud.

Sin embargo, el fuerte viento reanimó al fuego, que en la madrugada de ayer había invadido el término municipal de Válor. A las nueve de la mañana de ayer, el Infoca organizó un espectacular despliegue de medios materiales y humanos. Durante todo el día, tres helicópteros, dos aviones y cuatro avionetas trataron de sofocar el fuego que arrasaba a última hora de la tarde más de 1.500 hectáreas. La Legión fue alertada a mediodía, aunque su participación aún no era efectiva.

Ayer tarde se originaron tres incendios más en Andalucía que pusieron en alerta todo el dispositivo del Plan Infoca. El primero, en Adra (Almería), se propagó con virulencia y causó dos heridos de un retén de Protección Civil. Uno de los heridos, Manuel Lorenzo Fernández, de 18 años, sufre quemaduras de primer y segundo grado en el rostro, la espalda y los brazos. El fuego, avivado por el fuerte viento, arrasó 120 hectáreas de matorral del paraje conocido como La Contraviesa.

En el parque natural de Despeñaperros (Jaén), se inició otro incendio en el paraje de Valdeazores en una zona de matorral y pinares repoblados. El fuego fue controlado tras arrasar cuatro hectáreas. Por último, en Los Barrios (Cádiz), un incendio que se presume intencionado en el parque natural de los Alcornocales arrasó 65- hectáreas de arbolado y matorral hasta que por la noche pudo quedar controlado. El fuego obligó a desalojar diversas viviendas de la zona.

En Albacete, la imposibilidad de controlar el incendio que desde el domingo asuela la sierra de Yeste obligó ayer a evacuar a cientos de personas, habitantes de varías pedanías y ocupantes de un campamento de verano. A última hora de la noche, el municipio de Yeste no había sido evacuado, pero se mantenía esta posibilidad y se comenzaba a facilitar la salida del pueblo de personas con problemas respiratorios o cardiacos, informa Efe.

El incendio, sobre el que las primeras informaciones apuntan que fue provocado, se avivó en la tarde de ayer por el viento y las altas temperaturas y puede haber calcinado ya más de 1.000 hectáreas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de agosto de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50