Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pardo y Benavent, del jazz al flamenco

Esta noche vuelven a actuar en Madrid Jorge Pardo y Carles Benavent, con jóvenes flamencos invitados. Es decir, que volveremos a oír esa línea de música -en la que ellos se hallan cada vez más comprometidos, pues no en vano fueron verdaderos adelantados- de búsqueda de un lenguaje común que participe del jazz y del flamenco. Una vez llegados hasta el primero, ascendieron al segundo.Jorge Pardo, que toca instrumentos tan propios del jazz como saxos y flauta, tuvo la revelación del flamenco en los -años 1986 y 1987, cuando realizó giras por todo el mundo formando parte del sexteto del guitarrista Paco de Lucía. Ya nunca lo abandonaría, aunque participara después en diversos proyectos de toda índole.

Pero en 1992 graba Las cigarras son quizá sordas, y, en unión de la big band de la televisión alemana, Jazzespaña poco después, y en 1993, Veloz hacia su sino. Las tres son, por ahora, grabaciones en ue se determina perfectamente este lenguaje de fusión entre dos músicas de tan distante procedencia como el sur de Estados Unidos y el sur de España.

Peculiaridades

Un itinerario parecido sigue Carles Benavent, del jazz y hacia el flamenco, y no falta, desde luego, el paso decisivo por el Paco de Lucía Sextet.

Tanto Pardo como Benavent están, sin duda alguna, entre los músicos que mejor han entendida las peculiaridades de la música flamenca y la dificultad de acceder a ella desde otros géneros que nunca tuvieron una relación muy clara con la misma.

Hoy, Pardo y Benavent, con unos pocos más, son quienes abren este nuevo cauce creador, que además pasean por todo el mundo y lo dan a conocer a otros músicos del jazz, los blues, los sones latinoamericanos, etcétera, algunos de los cuales se contagian de su inquietud en este terreno y pasan a hacer ellos mismos sus propias exploraciones.

Con Pardo y Benavent estarán esos dos percusionistas excepcionales que se llaman Rubem Dantas y Tino di Geraldo, y los nombrados invitados flamencos habituales en la formación, es decir, el joven cantaor El Potito y el gran guitarrista flamenco Agustín Carbonell, El Bola.

Será esta noche en Los Veranos de la Villa, es decir, en el recinto del Conde Duque.

Patio Viejo del Conde Duque. (Conde Duque, 9-11), a las 22.30 horas, 1.500 pesetas con consumición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994