Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Capacidad de reacción

El mercado de valores vivió ayer una confusa jornada en la que tuvieron cabida todas las corrientes de opinión posibles. La atención estaba centrada en EE UU, donde la cifra de paro del mes de julio se había convertido en la medida de la coyuntura para el futuro inmediato. El incremento del desempleo no gustó en Wall Street y la apertura a la baja en aquel mercado marcó la pauta a las Bolsas europeas durante algunos momentos. Más que el dato de desempleo, el mercado se preocupó por la convicción de los analistas de una inmediata subida de los tipos de interés a corto plazo por parte de la Reserva Federal, al interpretar que los puestos de trabajo creados, aunque insuficientes para anular las pérdidas, pueden generar tensiones inflacionistas. Madrid pasó en pocos minutos a ganar sólo 67 centésimas, en lo que parecía un nuevo movimiento de cancelación de posiciones a corto.Además de la reacción final, lo más positivo de esta sesión fue el incremento del volumen negociado, que llegó hasta los 31.600 millones de pesetas efectivas y estuvo más repartido.

Los mercados europeos tuvieron comportamientos desiguales, con Francfort dejándose llevar por la debilidad del mercado de bonos, lo que le valió un avance del 0,06%, y Londres y París sumando ganancias que superaban el 0,5%. Wall Street perdió 18,77 puntos en la última sesión de la semana. El índice general de Madrid y el Ibex 35 se anotaron avances del 0,62%, lo que sitúa el indicador de la Bolsa en el 322%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994