Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves reclama en presencia de Serra más autogobierno para Andalucía

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, repitió ayer en su toma de posesión el tono autonomista que ya dio a su discurso de investidura. En presencia del vicepresidente Narcís Serra, Chaves se propuso como principales, objetivos, de su nuevo mandato la lucha contra el paro y el avance en el proceso autonómico "extrayendo todas las potencialidades del estatuto". También ratificó su oferta de diálogo a las demás fuerzas políticas, a las que pidió "generosidad, rigor e imaginación" para afrontar la nueva legislatura. Chaves ultimaba ayer la composición de su Gobierno, que hoy hará oficial.Por segunda vez desde que se inició el proceso de investidura, el presidente se refirió a Andalucía como una comunidad histórica y apeló al mantenimiento de esta posición "no buscando ventajas ni privilegios, sino, como un ejercicio de responsabilidad y lealtad en el ámbito autonómico", para lo que anunció el impulso de nuevas transferencias, la negociación de un nuevo modelo de financiación del sistema sanitario "más justo" y la firma de convenios con la Administración central para la gestión de materias compartidas.

De estos propósitos de impulso autonómico "tomó buena nota" el vicepresidente Serra, quien se comprometió a "ahondar en las transferencias de competencias que se deduzcan de la lectura compartida del Estatuto de autonomía" y anunció que en breve plazo se resolverán cuestiones demandadas por la Junta, como la participación regional en la gestión de los fondos de cohesión europeos.

Críticas de IU

La intervención de Serra despertó las iras del coordinador de Izquierda Unida-Los Verdes, Luis Carlos Rejón, quien consideró sus palabras una "injerencia intolerable" en la política de Andalucía. "El señor Serra no puede venir a decir que las líneas del discurso de Chaves serán las líneas del Gobierno de Andalucía, porque la línea política de los próximos cuatro años la marcará el Parlamento", dijo.Ante la ausencia en el acto del presidente regional del Partido Popular, Javier Arenas, Chaves y Rejón repitieron el papel que vienen protagonizando en las últimas fechas: a la oferta de diálogo de Chaves, Rejón replica con desconfianza. El presidente de la Junta, que admitió que las elecciones del 12-J han producido "cambios de importancia" insistió en su apelación al consenso y pidió a las fuerzas políticas que afronten esta nueva etapa con "generosidad e imaginación".

Según Chaves, el camino sólo será transitable en tanto no se hallen "puntos de encuentro y confluencia", y para ello apeló a la generosidad de "considerar el interés de Andalucía por encima de los legítimos planteamientos de partido". A la toma de posesión asistieron además los ministros de Trabajo, José Antonio Griñán, y de Administraciones Públicas, Jerónimo Saavedra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de agosto de 1994