Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:BALONCESTO: EL OTRO MUNDIAL

Con las cartas marcadas

Los 16 participantes tienen asignado su techo de antemano

Canadá organiza un Mundial que en un principio debió disputarse en Belgrado. La guerra y el embargo decretado por la ONU obligaron a la Federación Internacional a cambiar el escenario. El va rapalo que sufrieron los universitarios estadounidenses en 19990, cuando ni tan siquiera fueron capaces de llegar a la final del Mundial disputado en Argentina, fue precisamente la que predispuso a la NBA a salvar el honor patrio y poner un equipo profesional a disposición de la federación americana para los grandes torneos internacionales. Los 16 países participantes en la 12º edición del Mundial juegan con las cartas marcadas: no parece haber otro aspirante al oro que Estados Unidos, ni otros al segundo puesto que Croa cia y Rusia, ni otros que al furgón de cola que Egipto, Corea del Sur, China y Angola. Sólo hay incógnitas razonables en los puestos intermedios y, como casi siempre, en lo que pueda hacer España.Croacia: Asegurada la presencia de sus mercenarios parece tan sólido aspirante al segundo puesto como lo es Estados Unidos al primero. Kukoc, Radja, Perasovic, Tabak, Vrankovic o Komazec son nombres que hacen innecesario el comentario.

Rusia: Su nueva generación se reveló en el último campeonato de Europa en el que acabó segundo. Casi todos juegan en el extranjero: Bazarevich (Tofas de Turquía), Babkov (Trier de Alemania), Fetissov (Fórum de Valladolid) o Sujarev (Neuchatel de Suiza). A aquél equipo se le añade ahora el ucranio Alexander Volkov.

Australia: Casi en las antípodas geográficas, también lo está en las de la canasta. Cuenta con Luc Longley, de 2,18 metros, reserva en el Chicago Bulls, además del los conocidos Adrew Gaze, su mejor tirador, y Mark Bradtke, su mejor hombre alto.

Alemania: Siempre se ha esperado más de ellos. Y fue cuando se les juzgaba con mayor escepticismo cuando más consiguieron: el título europeo hace un año. Siempre a expensas de la presencia de su gran figura, Detlef Schrempf.

Grecia: Galakteros en ataques, Sigalas en defensa. La selección griega va haciendo sitio a nuevos valores. Son grandes competidores, aunque esta vez no tendrán el apoyo vital de su público.

Puerto Rico: Ramon Rivas es el único que no llega a los 30 años en su quinteto titular. Junto a Carter (30), Gausse (32), Mincy (30) y Piculín Ortíz (31) forma un equipo capaz de casi todo.

Canadá: Sus antecedentes invitan al pesimismo: ocuparon el 12º puesto en el Mundial de Argentina y no se clasificaron para Barcelona'92. Pero son los anfitriones.

Brasil: La renovación a la que se ha sometido no parece haberle restado potencial. Se presenta sin los dos jugadores de los que dependía, Oscar y Marcel, y también sin Gerson. Mantiene jugadores de clase y experiencia como el base Maury De Souza, el alero Chui Dos Santos o los pivots Pipoca y Ferreira.

Argentina: El tiro de Juan Espil la fuerza de Marcelo Nicola y Diego Osella, la dirección de Hector Campana y una vuelta al baloncesto académico le ha abierto nuevos horizontes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de agosto de 1994