El PP propone unir la línea 10 del metro con Príncipe Pío mediante un pasillo rodante

El grupo del PP en la Asamblea de Madrid presentó ayer su alternativa al enlace entre la línea 10 de metro y el intercambiador de Príncipe Pío. La Consejería de Transportes propone invertir 8.400 millones de pesetas en las nuevas vías, una de ellas atravesaría la Casa de Campo en superficie y el Manzanares sobre un puente. El Ayuntamiento, gobernado por el PP, considera esa opción demasiado agresiva para el medio ambiente y propone gastar 400 millones más y mantener el metro bajo tierra. La solución de los populares de la Asamblea costaría sólo 700 millones de pesetas y consiste en enlazar la actual línea 10 con la estación de Príncipe Pío mediante un pasillo rodante de 250 metros desde una nueva estación (bajo el paseo de la Virgen del Puerto).La concejal de Medio Ambiente, Esperanza Aguirre, explicó que sus técnicos ya habían pensado en esta posibilidad, pero que los empleados del Gobierno regional desecharon la idea porque el trazado inclinado de la línea 10 impedía que se pudiese construir una estación. "Nos engañaron como a chinos", espetó Aguirre. Sus compañeros del PP en la Comunidad han encontrado, según aseguran, un tramo de 250 metros completamente llano.

La Comunidad ha decidido no complicarse más la vida con el nuevo trazado de la línea 10 de metro -que lleva parado un año- y mañana se autoconcederá en Consejo de Gobierno el permiso para iniciar las obras cuanto antes, al margen del Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de julio de 1994.