El líder del PSOE admite que más de la mitad de los ex votantes socialistas han castigado la corrupción

Felipe González está convencido de que el pacto con los nacionalistas catalanes no ha sido decisivo para que parte del electorado socialista se abstuviera o votara a otras fuerzas el 12 de junio. González afirmó ante militantes de su partido que tan sólo un 2,4% de los ciudadanos que reconocen haberse alejado del PSOE lo ha hecho por los acuerdos con CiU, en tanto que la corrupción es señalada por más de la mitad de los desafectos como motivo de su alejamiento.González afirmó también que la pérdida de votos no se debe a que se considere que haya gobernado con criterios derechistas. El jefe del Ejecutivo basó sus afirmaciones en un estudio estadístico "serio".

El líder socialista hizo una llamada a los suyos para que terminaran "con la división interna", ya que la pelea también forma parte del conjunto de causas que les han hecho perder apoyo, y para ello pidió una vuelta a la "disciplina" y al respeto a la mayoría que tiene el poder en el PSOE.

Más información
González da prioridad en los presupuestos a la reducción del déficit sobre la creación de empleo

Dirigentes, cuadros medios y militantes del PSOE tuvieron ayer la oportunidad de plantear preguntas a Felipe González. El encuentro fue en la escuela de formación Jaime Vera, que el PSOE celebra anualmente en Galapagar (Madrid).

Al dar el dato sobre los desafectos del PSOE, González aprovechó para pedir a su partido que asumiera también la necesidad del pacto con CiU, ya que es la fuerza política con la que resulta más adecuado llevar adelante un programa económico de recuperación porque se tienen con ella las máximas coincidencias sobre el proyecto europeo. "El partido lo tiene que asumir, porque hay algún sector en el partido que no lo ve razonable", afirmó.

"La división interna también es causa de nuestro retroceso, y con esfuerzo de disciplina y cohesión interna, la podemos superar, porque eso sí está en nuestras inanos", dijo González, que reconoció la falta de "disciplina" que había reinado en el partido mucho tiempo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la misma escuela de verano de Galapagar, el ex ministro de Economía Carlos Solchaga, en su primera intervención tras dejar la política activa, polemizó vivamente con José Félix Tezanos, ex miembro de la ejecutiva federal y uno de los principales teóricos del guerrismo.

Ambos mantuvieron tesis contrapuestas sobre qué sectores sociales han abandonado en el último año al PSOE. Tezanos no tiene duda respecto a que han sido las clases trabajadoras, en tanto que Solchaga mantiene que han sido las clases medias y aporta como prueba el aumento de la derecha en las últimas elecciones generales en casi cuatro millones de votos respecto a las anteriores.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS