MUNDIAL 94

Salinas: "Toda la vida recordaré mi fallo"

Les costaba articular una frase. Habían quedado tendidos sobre el césped cuando Roberto Baggio marcó el gol que les cerraba el camino al podio. Luego se levantaron. Una ducha. Pocas palabras. Y a dar la cara. Julio Salinas no se escondió. Rompió a llorar. "Siempre recordaré este gol, ese fallo, por mis compañeros, por Clemente, por España", apuntó con voz entrecortada. "Estoy derrumbado, porque soy consciente de que una ocasión como la que he tenido no se presentados veces. Me acordaré siempre de esta jugada".La mala suerte. Tres palabras que se repitieron en cada exposición que hizo cualquier jugador español. El vestuario era un lamento. Sólo Juanele salió a tomar el aire. Costaba aguantar. "Hemos sido superiores en todo", afirmó Nadal. "Es cruel salir de esta forma de un Mundial. Hemos vivido la misma experiencia que Nigeria". Zubizarreta se lamentó: "No hemos tenido la fortuna de Italia. Hemos demostrado, eso sí, que podemos competir y ganar a cualquiera. Lo hicimos todo para llevarnos el partido, pero si no hay fortuna no hay salida".

Más información

Alkorta fue el más contundente: "Pudimos haber sido campeones del mundo, pero por mala suerte nos tenemos que ir en cuartos de final. Resulta que nos han acusado siempre de ser un equipo defensivo y el día que jugamos al ataque, perdernos". Abelardo agregó: "Nos vamos con rabia para casa. Hemos cumplido, pero el gol de Baggio nos ha roto. Roberto ha demostrado hoy por qué es Balón de oro". Bakero realizó otro análisis: "No vale la pena lamentarse ahora, y hay que aceptar las cosas como son. El fútbol es así: cuando no machacas, te machacan. Italia sólo nos ha superado en concentración".

La última reflexión la dio Caminero. "Tuvimos la oportunidad de ganar, pero nos faltó suerte, tranquilidad y tener menos respeto del que tuvimos en el primer tiempo. Hemos llevado el peso del juego toda la segunda parte y ellos sólo han marcado un gol, pero significa disputar las semifinales. Baggio decidió".

Roberto Baggio, complacido, se fue del Foxboro diciendo: "Espero que este sea el Mundial de Baggio por mis goles y por mi juego". Mientras, el guardameta Pagliuca daba gracias a no se sabe quién. "Cuando vi que se me acercaba Salinas con el balón controlado pensé que ya estábamos eliminados", contaba el jugador italiano.

Lesión de Luis Enrique

Luis Enrique, por otro lado, sufrió una fractura de los huesos propios de la nariz al recibir un codazo del italiano Tassoti dentro del área en tiempo ya de descuento. El médico de la selección española, Enrique González Ruano, indicó que el jugador deberá estar tres semanas de baja y nada más llegar a Madrid, visitar a un especialista en otorrinolaringología.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de julio de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50