Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos averías dejan sin agua y sín luz durante horas el barrio de Atocha

La zona de Atocha no estuvo ayer de suerte. Sendas averías dejaron la zona sin agua ni luz durante varias horas. La rotura de una conducción de agua en el paseo de la Infanta Isabel provocó una inundación en Atocha y alrededores y obligó a interrumpir el suministro durante seis horas.

Además, numerosos abonados de la compañía Iberdrola se quedaron ayer por la tarde sin suministro eléctrico como consecuencia del corte en el fluido producido por una avería en la zona de Atocha y Embajadores.La avería se produjo hacia las dos y media de la tarde en un cable de media tensión que distribuye la energía en los barrios de Embajadores, Atocha, Santa María de la Cabeza, Delicias, Acacias y Puerta de Toledo.

Durante más de tres horas, los responsables del servicio de mantenimiento de Iberdrola intentaron Iocalizar y resolver el problema, pero las dificultades para conseguirlo obligaron a buscar un trazado de red alternativo para restablecer la normalidad en el suministro.

Escape

En cuanto a la primera avería la culpable del desaguisado fue una tubería de 40 centímetros de diámetro. Uña rotura accidental causó un escape que a los pocos minutos convirtió la glorieta de Atocha en un lago de considerables dimensiones.A ello contribuyó de manera importante el que la red de alcantarillado no fuera capaz de asimilar toda el agua que brotaba de la conducción., El volumen de líquido que afloró a la superficie hizo prácticamente imposible la circulación por la zona y originó un importante e inesperado atasco, dado lo intempestivo de la hora en que se inició. Eran las tres de la mañana. El habitual caos circulatorio que registra ese sector de Madrid a primeras horas de la mañana obligó a la Policía Municipal a reconducir el tráfico por itinerarios alternativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994

Más información

  • La rotura accidental de una tubería sembró el caos en la zona