Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Triunfo del candidato anticorrupción en Bielorrusia

Alexandr Lukashenko, el paladín de la lucha contra la corrupción, es el gran vencedor de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Bielorrusia, que ganó con gran ventaja sobre todos sus adversarios, incluido el actual primer ministro, Viacheslav Kébich. Lukashenko obtuvo, según datos preliminares, el 45,1 % de los votos, un 5% menos de lo que necesitaba para evitar una segunda vuelta electoral.La diferencia, sin embargo, es tan grande que difícilmente Kébich, que quedó en segundo lugar con el 17% de los votos, podrá arrebatarle la presidencia en la segunda ronda.

La participación en estas elecciones fue alta, el 78,7% de un censo electoral de aproximadamente siete millones de personas.

Lukashenko ha sido la gran sorpresa de las elecciones ya que nadie podía imaginar que obtendría semejante ventaja con respecto al primer ministro, quien había utilizado al máximo las posibilidades que le daba su cargo para ganarse a los electores en vísperas de los comicios.

Alexandr Lukashenko es un diputado bielorruso que se ha ganado fama por su lucha contra la corrupción a la cabeza de una comisión parlamentaria que funcionó durante el año pasado. Los altos cargos de Bielorrusia -incluido Kébich- han sido blanco de sus acusaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 1994