Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU rechaza una coalición con Chaves, pero no hará una política de desgaste

Andalucía no tendrá definitivamente Gobierno de coalición. La reunión de ayer entre el presidente de la Junta en funciones, el socialista Manuel Chaves, y el coordinador regional de Izquierda Unida (IU), Luis Carlos Rejón, zanjó cualquier duda: ni pacto de Gobierno, ni pacto de legislatura. Ambos dirigentes acordaron, en cambio, un método para empezar a hablar en los próximos días de acuerdos concretos. Rejón garantizó a Chaves que IU no recurrirá a una estrategia de desgaste y que le apoyará siempre que su política sea de izquierdas. Pero se niega a firmar cualquier pacto formal.

Chaves y Rejón mantuvieron ayer una primera reunión, después de que el socialista invitase a la federación de izquierdas a entrar en su Ejecutivo. La tajante negativa de IU desde el primer momento no ha variado ni un ápice. La coalición ni siquiera está dispuesta a abstenerse y facilitar la investidura presidencial. Si no cambian mucho las cosas, Chaves deberá esperar dos meses para que, conforme al Estatuto de Autonomía, sea elegido como candidato más votado en las urnas.Pero la reunión de ayer arrojó nuevos matices. Rejón explicó que IU-Los Verdes se niega en redondo a negociar a dos bandas con el PSOE en cuestiones institucionales (presidencia del Parlamento y composición de los órganos institucionales), aunque sí acepta una conversación exclusiva entre las dos fuerzas para sellar acuerdos concretos de Gobierno. En los próximos días, delegaciones de IU y del PSOE enfrentarán sus programas y revisarán los calendarios legislativos en busca de puntos de encuentro.

Dos lecturas

No obstante, la lectura de esta primera reunión es muy distinta. para uno y otro. Mientras que Chaves aseveró ante los medios de comunicación que el coordinador regional de Izquierda Unida no descartaba alcanzar un acuerdo global como paso previo para llegar después a otros más concretos, Rejón explicó que nunca había insinuado tal cosa y que lo que él propone son "acuerdos puntuales encadenados". En vista de la disparidad de las interpretaciones, lo único claro es la garantía de Rejón de no acudir al "desgaste por el desgaste" y su voluntad de llevar a la mesa "proyectos posibles y no pura utopía".Uno de los argumentos que esgrimió el candidato de IU-Los Verdes para no embarcarse en ningún pacto de Gobierno estable con el PSOE es la alianza de Felipe González y Jordi Pujol en el Ejecutivo nacional, así como la reafirmación de la actual política económica. "No hay marco competencial para hacer una política autónomica desde Andalucía sin contar con el Gobierno de la nación. Estaríamos engañándonos", señaló Rejón, quien añadió: "La última responsabilidad de que no se forme un Ejecutivo regional la tiene el tutelaje de González".

Chaves, por el contrario, proclamó la total autonomía del PSOE andaluz: "No estamos condicionados por políticas nacionales". En sintonía con las divergentes versiones de cada uno, el socialista señaló que Rejón se había mostrado proclive a un acuerdo general de colaboración a partir del que se iniciaría el proceso de negociaciones concretas. Incluso dio un plazo para rubricar ese acuerdo: antes de comenzar la próxima legislatura. "Si no", puntualizó Chaves, "quedamos liberados" para contactar con quien sea, y recalcó: "Exijo un planteamiento previo para saber con quién voy a negociar".

Otro de los asuntos sobre el que ofrecieron interpretaciones contrarias es el nuevo organigrama institucional. Luis Carlos Rejón aseguró que Manuel Chaves aceptó una reunión en la que los cuatro grupos con representación parlamentaria [PSOE, 45 diputados; Partido Popular, 41; Izquierda Unida-Los Verdes, 20; y Poder Andaluz, 3] consensúen la composición de la Mesa de la Cámara regional, la presidencia parlamentaria, la dirección de la Radio Televisión de Andalucía, la nueva reforma del Parlamento y todo lo concerniente al plano institucional. Sin embargo, el presidente de la Junta en funciones recalcó que o negocia exclusivamente con IU o tiene "las manos libres" para acordar el reparto con quien desee

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de junio de 1994

Más información

  • Ambos grupos buscarán acuerdos concretos