Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un poeta urbano canta "Canciones de la oficina"

Es poeta y cantante. Eduardo Nogareda, nacido en Uruguay hace 49 años, es admirador del escritor Marlo Benedetti y también hace poesía de la vida cotidiana. El espectáculo que presenta hoy, Canciones de la oficina y otros amores, está pensado para arrancar sonrisas. "El tono es irónico, de sátira, con mucho humor, bastante crítico y muy poético", afirma Nogareda. 'La mayoría de las 16 canciones que interpreto se refieren al ambiente de trabajo de una oficina. Escarbo conflictos cotidianos y rutinas domésticas", añade.Nogareda, que preparó hace algunos años una edición comentada de La tregua, del uruguayo Benedetti, es también actor. Por eso su espectáculo no es sólo música. Mientras Carlos Porteiro toca la guitarra, Nogareda interpreta -entre canción y canción- su papel: un ex oficinista que ya no trabaja porque ha decidido "vivir la vida".

En Canciones de la oficina aparecen los personajes clásicos: el jefe inconsistente, el jubilado feliz, los desempleados y más de alguna secretaria. Los ritmos son de balada 1 principalmente, pero también hay tangos, corridos mexicanos y alguna rumbita.

Canciones de la oficina..., hoy, a las 23.00. Teatro Estudio (Cabeza, 14). 500 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de junio de 1994