Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Zaranda, Ernesto Caballero y Santiago Ramos son los elegidos de la cartelera del año

Se crean los Premios de la CríticaTeatral de Madrid

Perdonen la tristeza, montaje del grupo La Zaranda de Jerez (también conocido como Teatro Inestable de Andalucía la Baja), el actor Santiago Ramos y el escritor Ernesto Caballero fueron ayer elegidos como los mejores de la temporada 1993-1994 de la cartelera madrileña. El jurado, compuesto por críticos y una representación de la prensa especializada madrileña, falló ayer los primeros Premios de la Crítica de Madrid en tres modalidades: mejor espectáculo, mejor autor y mejor intérprete. Los galardones son honoríficos y se entregarán en las próximas semanas.

Los galardonados se mostraron ayer encantados al recibir la noticia. Paco Sánchez, director de la Zaranda de Jérez, sólo acertaba decir: "No me lo creo, no me lo creo". Y Santiago Ramos explicó emocionado que era el premio más importante de su vida. Los Premios de la Crítica son considerados en ciudades como Nueva York, Roma o Los Ángeles los de mayor prestigio. Lo normal en este tipo de premios es que no estén dota dos económicamente. En la modalidad de mejor espectáculo quedaron semifinalistas, en tre las numerosas candidaturas presentadas, los espectáculos El Nacional de Joglars-Boadella; La Cacatúa verde de Schnitzler, dirigido por Mar o Gas y Marat-Sade de Peter Weiss, dirigido por Miguel Narros, este último fue finalista junto con el montaje ganador de La Zaranda de Jérez.

El premio al mejor intérprete (entraban en las candidaturas tanto hombres como mujeres) contó con los actores José Pedro Carrión, por sus trabajos en El mercader de Venecia y Marat Sade; Nancho Novo, por Nosferatu de Francisco Nieva; Juan Echanove por El cerdo y Santiago Ramos como sernifinalistas. Los dos últimos actores pasaron a la final y el galardón recayó en Ramos.

Los semifinalistas para optar al premio al mejor autor es pañol actual fueron Sergi Bellbel por Caricias; José Sanchis Sinisterra por Pervertimento; Fermín Cabal por Travesía y Ernesto Caballero. Cabal y Caballero fueron finalista y ganador respectivamente.

Paco Sánchez, director de la Zaranda de Jérez, al recibir ayer la noticia de su premio sólo acertaba decir: "No me lo creo, no me lo creo", tras lo que confesó que le entraban muchos sudores. Tras superar "el impacto" afirmó que le gustaba especialmente que el espectáculo fuera elegido por la gente que para ellos representan al público: "Es un gran regalo y una señal a la que tengo que estar muy atento. A partir de ahora voy a creer en dios", señaló el director de la Zaranda, grupo que hace tres meses también recibió el Premio de la Crítica Teatral de Montevideo, ciudad en la que representaron el año pasado Perdonen la tristeza.

Este grupo, popular y prestigiado en numerosos países de Europa y América, donde habitualmente realizan sus giras, en cambio apenas es conocido en España.

Santiago Ramos, que este año ha intervenido en los espectáculos Oleanna de David Mamet y Travesía de Fermín Cabal, dijo que era el premio más importante que había tenido, a pesar de haber recibido otros galardones significativos: "Me hace más ilusión porque es la primera vez que se dan estos premios. Para la gente del teatro es importante que existan estos galardones", afirmó.

Ernesto Caballero, que ayer se encontraba ensayando Fugadas, obra que dirige Ignacio del Moral y que estrena el próximo viernes en la sala Cuarta Pared, ha tenido esta temporada en la cartelera madrileña sus obras Auto y Rezagados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 1994