Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El croata Kresimir Zubak será el presidente de la federación croato-musulmana de Bosnia

La Asamblea constituyente de la nueva federación croato-musulmana de Bosnia, reunida en Sarajevo, votó unánimemente ayer por un veterano de guerra bosnio croata como primer presidente de la federación: Kresimir Zubak, un abogado de 46 años que ejercerá sus funciones durante seis meses, hasta las primeras elecciones federales. Zubak estará asistido por un vicepresidente musulmán, Ejup Ganic, de 48 años, miembro de la presidencia bosnia. Haris Silajdzic, primer ministro bosnio, es el principal candidato a la jefatura del nuevo Gobierno federal.

Los nombramientos federales no suspenden las instituciones de Bosnia-Herzegovina, cuyo presidente, Alla Izetbegovic, seguirá al frente de la presidencia colegiada de su país.El nuevo presidente de la Federación croato-musulmana sirvió en el ejército croata y fue seriamente herido en 1992. Kresimir Zubak adquirió proyección pública cuando sustituyó al halcón ultranacionalista Mate Boban como jefe de los croatas de Bosnia. Zubak se declaró ayer un "amateur en política", aunque añadió: "Pero es pero cumplir honrosamente con mi deber".

En la sesión de ayer, la Asamblea aprobó varias leyes destinadas a facilitar el funcionamiento del Estado común de ambos pueblos, cuyos ejércitos estuvieron enfrentados a sangre y fuego hasta hace unos meses. El 18 de marzo, musulmanes y croatas bosnios acordaron en Washington interrumpir la guerra.

Por otra parte, Silajdzic dijo ayer en Sarajevo que Bosnia boicotearía las conversaciones tripartitas de Ginebra, previstas para mañana, si las fuerzas serbias no se retiran antes de la zona de exclusión en torno al enclave de Gorazde. También Izetbegovic puso en duda la asistencia de su país a las conversaciones de los 2 y 3 de junio entre serbios, croatas y musulmanes, auspiciadas en la ciudad suiza por el plenipotenciario de la ONU, Yasushi Akashi.

Mientras en Sarajevo debatían los representantes bosnios y croatas, en Bosnia central continuaban los combates entre musulmanes y serbios, especialmente en las ciudades de Turbe, Donji Vakuf y Travnik. El aeropuerto de Tuzla, una de las ciudades declaradas zona protegida por la ONU, volvió a ser alcanzado por la tarde por nuevos bombardeos de los serbios, apenas unos minutos tras el aterrizaje de un avión de las Naciones Unidas. En la zona de exclusión de la capital bosnia, 20 kilómetros contados desde su centro, tropas serbias se llevaron ayer un cañón de 105 mm. de un centro de recogida de armamento controlado por los cascos azules.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de junio de 1994

Más información

  • Los nuevos dirigentes estarán seis meses en sus puestos, hasta la celebración de elecciones