Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gobiernos central y vasco ponen fin a siete años de bloqueo autonómico

Los gobiernos central y vasco pusieron fin ayer a siete años de bloqueo autonómico. La firma del acuerdo entre ambos ejecutivos tuvo el carácter de acontecimiento solemne. Estamparon la firma el ministro para las Administraciones Públicas, Jerónimo Saavedra, y el vicepresidente vasco, Jon Azúa. La valoración del bloque de ocho traspasos que pasa a manos del Gobierno vasco es de 5.000 millones de pesetas.

El tira y afloja que se ha alargado siete años ha tenido como causa inmediata la valoración de la transferencia de obras hidráulicas. El Gobierno vasco ha conseguido que el Ejecutivo central eleve a 4.500 millones de pesetas la valoración de esta competencia que, en la etapa anterior, siendo ministro para las Administraciones Públicas Juan Manuel Eguiagaray, se situaba en 3.500 millones.Junto a las obras hidráulicas figuran en el paquete que pasa a manos del Gobierno vasco los colegios oficiales o profesionales, las sociedades anónimas laborales, la estiba y desestiba en puertos no clasificados de interés general, la radiodifusión, las instalaciones radiactivas de segunda y tercera y las de enseñanzas superiores de Marina Civil.

El acuerdo tiene un carácter más simbólico que de contenido. La última vez que los gobiernos central y vasco cerraron un acuerdo fue hace siete años, en junio de 1987, en vísperas de las elecciones municipales y autonómicas. En aquel paquete de traspasos figuraron competencias tan importantes como el Insalud.

La reunión celebrada el pasado 5 de mayo en La Moncloa entre el vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, y el líder del PNV, Xabier Arzalluz, ha sido decisiva para movilizar la voluntad política del Ejecutivo central.

Acelerar

Tras aquella reunión, el vicepresidente Serra ordenó al ministro Saavedra que acelerara los traspasos al Ejecutivo vasco. Con la firma de este acuerdo, el Gobierno de Euskadi consigue ocho de los 54 traspasos que reclamó al Ejecutivo central hace ya dos años, en un listado que preparó el consejero de la Presidencia, Joseba Zubía. Este listado fue posteriormente ratificado mayoritariamente por el Parlamento autónomo.

Con la firma del acuerdo de ayer, el Gobierno pretende cumplir su compromiso de impulsar la autonomía en las comunidades de vía rápida -Cataluña, País Vasco, Andalucía y Galicia- contraído durante el último debate de investidura de Felipe González. Tras la firma de este acuerdo, en los próximos días serán los gobiernos autónomos de Cataluña y Andalucía los convocados para proceder a nuevos traspasos.

El consejero de la Presidencia del Gobierno vasco, Joseba Zubía, manifestó al finalizar la reunión que el acuerdo alcanzado no supone "una concesión graciosa". "No tengo la sensación de que se me pague por algo. Lo que se está haciendo es dar cumplimiento a una ley", añadió.

El vicelehendakari Azúa manifestó, por su parte, que "se dan condiciones para que se transfieran al País Vasco todas las competencias pendientes". Mientras, el ministro para las Administraciones Públicas, Jerónimo Saavedra, resaltó el cumplimiento del compromiso del Gobierno de impulsar el desarrollo autonómico y añadió que existe un nuevo paquete de unas diez materias que podría ser transferido próximamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de junio de 1994

Más información

  • Los traspasos están valorados en 5.000 millones de pesetas