Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La competitividad empeoró en marzo tras agotarse el acto de las devaluaciones

El índice de tendencia de la competitividad aumentó una décima en marzo, del 85,6 al 85,7. Este aumento muestra "una ligera pérdida de competitividad vía precios" de las exportaciones españolas, según el Ministerio de Comercio. La pérdida de competitividad de marzo obedece a dos factores: "A la apreciación de la peseta" en ese mes respecto a "la cotización media ponderada" de los países con los que se registra un mayor volumen de intercambios comerciales; y "al encarecimiento relativo" de la producción española de bienes y servicios.En marzo, la peseta se apreció ligeramente frente al dólar, el escudo portugués, la libra esterlina, la lira italiana y el yen japonés. Perdió valor frente al franco francés y al marco alemán. La subida de los precios internos en marzo -un 0,3%-, además, ha sido superior a la media de los países de la OCIDE -un 0,21/9-

Esta pérdida de competitividad se produce después de los fuertes avances generados con la triple devaluación de la peseta tras la tormenta monetaria. En 12 meses, de marzo de 1993 a ese mes de este año, la mejora de competitividad que ha permitido la debilidad de la peseta ha sido del 11,6%.

Por otra parte, las ventas en grandes superficies crecieron un 2,57% en abril en comparación con el mismo mes de 1993 según el Instituto Nacional de Estadística. En comparación con marzo, sin embargo, las ventas en grandes superficies cayeron un 7,5%, informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de mayo de 1994