Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batalla campal entre policías antidisturbios y unos 200 'okupas' por las calles del centro de Madrid

El centro de Madrid se convirtió a última hora de la tarde de ayer en el escenario de una batalla campal. Numerosos policías antidisturbios se enfrentaron a unos 200 jóvenes contrarios a los desalojos que se habían congregado en la plaza de Tirso de Molina.Tras el choque, los -okúpas se dispersaron por las inmediaciones. Divididos en grupos y moviéndose con gran rapidez, arrojaron piedras, volcaron contenedores, quemaron papeleras y desplazaron coches, según dos testigos presenciales.

Dos manifestantes fueron detenidos y cinco agentes sufrieron heridas leves. Los hechos se desarrollaron en la plaza de Jacinto Benavente y sus inmediaciones. Las persecuciones, barricadas y en frentamientos causaron un enorme atasco en la céntrica zona. La Jefatura Superior de Policía señaló que los disturbios estaban organizados. Sobre _las nueve de la noche, la okupación se había calmado.

El enfrentamiento no fue ajena al tumultuoso desalojo de la antigua imprenta Minuesa, en Arganzuela, el pasado miércoles.Nueva ocupación

De hecho, ayer mismo los guardas jurados impidieron que tres okupas entraran en el edificio. La Jefatura Superior de Policía informó que la acción de los vigilantes, contratados por los dueños del inmueble, no causó heridos.

El edificio, situado en la ronda de Toledo, 24, fue okupado en 1988. El pasado miércoles, 22 jóvenes, que ya están en libertad, fueron detenidos durante los disturbios producidos tras el desalojo, informa Begoña Aguirre. La policía les atribuyó desórdenes públicos durante el desahucio de este edificio,

Los jueces no les imputan ningún delito, pero les citarán a un juicio por faltas. Quince permanecieron arrestados en los calabozos de la plaza de Castilla desde la tarde del miércoles hasta la noche del jueves, esperando a prestar declaración.

Otros siete fueron puestos en libertad en comisaría el mismo miércoles. Sus abogados se plantean presentar tina denuncia por detención indebida.

A lo largo de toda la mañana del desalojo se repitieron los enfrentamientos entre jóvenes que apoyaban a los okupas y la policía en las calles de Atocha, Lavapiés y Embajadores., El incidente más grave ocurrió cerca del mediodía, cuando, en Atocha, un grupo de personas intentó volcar un autobús de la línea 59 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

. El desahucio fue solicitado al juez por el dueño de este inmueble, de unos 2.400 metros cuadrados, la empresa Corporación Financiera Diversificada.

En el solar se levantarán 183 viviendas de lujo, incluídas en el proyecto urbanístico de Las Américas. Los okupas entraron al edificio en 1988, meses después del cierre de esta factoría que entonces tenía otros dueños. Allí se instalaron y montaron un Centro Social con numerosas actividades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de mayo de 1994